viernes, marzo 07, 2008

Lima Sunset

Atardecer en el centro de Lima, 2

Se dice que Lima es una ciudad gris, que su cielo es una especie de nubosidad acromática informe y carente de atractivo. He visto días así, cierto, y no puedo negar que muchos de mis viajes albergaban el secreto deseo de contemplar otros cielos, descubrir otros colores en el horizonte, y soñar con miles de estrellas por las noches. Pero quien la conoce sabe que ella guarda sus encantos para quien la ama. A veces cuando la recorro vislumbro fugazmente sus secretos. Como dama de experiencia que es, valora la discreción, pero no deja de lado la coquetería. Esta tarde me llamó y brevemente corrió el velo que cubre su rostro. ¿Así sería el cielo que ella veía?

6 comentarios:

El Doc dijo...

Es que el cielo de Lima -como toda ella- tiene a veces tanto colores...

Excelente imagen, mi estimado.

Ernesto dijo...

Lima es celosa, solo se vuelve complice tuyo cuando la quieres, antes no....

Por algo Rosa es su nombre, porque para llegar a la flor son inevitables las espinas.

Juan Arellano dijo...

Doc: Gracias. Es cierto... a veces.

Ernesto: Bien dicho, tu a la lejanía lo sabes.

Adso dijo...

A veces el cielo en Lima es precioso, no siempre, pero esas pocas veces son maravillosas.

Nos leemos.

adso = peregrino

Dinorider d'Andoandor dijo...

en las noches si hubieran más luces apagadas se verían más cosas también, una vez me llevé una sorpresa en invierno, raro pero la ciudad y su cielo es más raro aún

Angela dijo...

Oigan, románticos, yo a Lima la he encontrado igual de interesante, intensa, contrapuntual y húmeda... Además, el cielo lleva varios días celeste. A decir verdad, nunca lo he visto "gris, gris" como se empeñan en decir que es y pese a todo, amar...
Esta gente melancólica. Estos artistas disfrazados de analistas. Estos hijos adoptivos de la madre patria...
En fin, saluditos. Preciosa foto.