lunes, setiembre 18, 2006

Ardiente Paciencia - Antonio Skármeta


Por el estado de la carátula de este libro se daran cuenta que se trata de una de mis compras de segunda mano, en este caso fue en la antigua feria de libros de la Av. Grau, hace Dios sabe cuantos años, fácil como diez. No me debe haber costado mucho, el equivalente a dos dólares a lo sumo. Y la scaneada le ha hecho un flaco favor la verdad, pues en tan mal estado no está, sólo un poco amarillento. La edición es la primera, Mayo del 86, en la colección Literaria de Plaza & Janes y consta de 174 páginas. Como curiosidad, mi edición tiene una dedicatoria de una hija a su madre, aparentemente fué un regalo hecho. Sobre como llegó a la venta de la Av. Grau, prefiero no especular.

Ardiente Paciencia tiene un origen curioso, fue primero el guión de una película, que no he visto por cierto, y luego de eso recién fue novelada. Posteriormente se hizo otra versión cinematográfica, que tampoco he visto, que llevó como título "El Cartero", o "El Cartero de Neruda" en algunos países. En este origen se encuentra imagino, lo fácil que resulta leer esta obra, es muy ágil y los diálogos están estupendamente construidos y con un humor muy literario, pues Skármeta no duda en poner fragmentos de los poemas de Neruda en labios de los protagonistas bajo circunstancias muy sui géneris. Sin embargo esta simplicidad es sólo aparente pues la obra mantiene varios niveles de lectura y satisface creo, tanto al lector crítico como al que no.

A partir de una experiencia juvenil del propio autor con Neruda, es que creó este personaje del cartero que diariamente lleva la correspondencia al poeta y termina involucrándolo en su vida y él también involucrándose en la del poeta. Esta ficción sin embargo no se aparta de la realidad en cuanto a su entorno, y el desenlace esta fuertemente unido a episodios y hechos reales de la historia chilena, pues el final del cartero, siendo imaginario e incluso bastante abierto, es el que probablemente tuvieron muchos en los días post derrocamiento de Allende. Obviamente el humor que había estado presente en todas las páginas de la obra se pierde en los últimos capítulos. Extraño me resultó el Epílogo donde el narrador deja de ser anónimo y se transforma en el autor del libro buscando, en cierta manera, a su personaje. A continuación un extracto que ejemplifica lo que comento acerca de los diálogos:

- Desde hace algunos meses merodea mi hostería ese tal Mario Jiménez. Este señor se ha insolentado con mi hija de apenas dieciséis años.
- ¿Qué le ha dicho?
La viuda escupió entre los dientes:
- Metáforas.
El poeta tragó saliva.
- ¿Y?
- ¡Que con las metáforas, pues Don Pablo, tiene a mi hija más caliente que una termita!
- Es invierno, Doña Rosa.
- Mi pobre Beatríz se está consumiendo entera por ese cartero. Un hombre cuyo único capital son los hongos entre los dedos de sus pies trajinados. Pero si sus pies bullen de microbios, su boca tiene la frescura de una lechuga y es enredosa como un alga. Y lo más grave, Don Pablo, es que las metáforas para seducir a mi niñita las ha copiado descaradamente de sus libros.
- ¡No!
- ¡Sí! Comenzó inocentemente hablando de una sonrisa que era una mariposa. ¡Pero después ya le dijo que su pecho era un fuego de dos llamas!


Antonio Skármeta es un escritor chileno autor de una amplia y premiada obra, compuesta de relatos, guiones y novelas. Se hizo conocido en los medios televisivos al conducir el programa El Show de los Libros. Hay una página oficial sobre él que tiene buena información, pero algo desactualizada ya que pareciera datar del 2001. En esta otra web, aparte de unas suscintas biografía y biblografía, hay pequeños extractos de algunas de sus obras, incluyendo la que nos ocupa. Si se animan a leer algo de él, acá tienen unos relatos: Telefonía Celular, El ciclista del San Cristobal y Corazón "partío".


Technorati tags: , ,

4 comentarios:

Daniel Salvo dijo...

Para "corregir" escaneadas defectuosas, nada mejor que el Windows Photo Editor, que venía con las versiones de Office anteriores al Office 2003. Resucitaba cualquier portada...

Alex Arévalo dijo...

Hola Juan:
Te comento que si estas en lo de Skarmeta, te gustaría mucho leer la saga (por lo menos yo la denomino así) de "La boda del poeta" y "La chica del trombón". Fueron las obras con las que "descubrí" a Skarmeta y me curaron un poco de mi "europeitis literaria" y me devolvió a la buena literatura latinoamericana.

Juan Arellano dijo...

Daniel: Tengo W98, así que debería tenerlo... pero no lo encuentro. Me las arreglo con el IrfanView, bastante bien la mayor parte de las veces.

Alex: Pues mas bien lo que tengo es CienciaFiccionitis, vale decir, si me cae un libro de CF dejo cualquier cosa que este leyendo y me aboco a leer lo nuevo. Igual mis comentarios sobre libros van bastante atrasados, este de Skármeta lo leí hace unos 10 o 12 libros. Y es el único que me he podid agenciar de él. Pero esta en la lista.

Joss dijo...

Pues, para muestra...
...un botón, basta.
Resulta interesante el diálogo, a ver si en una de esas vueltas, consigo la Ardiente Paciencia.

DTB