viernes, enero 27, 2006

Etiqueta Negra 31


Esta Etiqueta Negra 31 me la enviaron no hace mucho de Lima, tengo casi la certeza que no la venden acá, por lo menos no me parece haberla visto en los kioskos por los que paso. Debo añadir además que esta ciudad adolece de falta de librerías, así que ni pensar en buscarla en esos lugares improbables, pero bueno, acá esta merced a la gentileza de un familiar que la compró y me la envió, junto con otras cosas claro, que no voy a estar enviando vía banco sólo 18 soles.

En principio debo decir que no me gustan mucho estas carátulas unicolores que sacan desde casi siempre. Pienso en ese dicho que dice “No juzgar el libro por su tapa” y creo que puede ser aplicado a las revistas también, por lo que dejemos este tema ahí y pasemos al contenido. Lamentablemente debo decir que hacia la mitad de la lectura ya estoy casi convencido que no es un número tan redondo como el anterior que realmente me gustó de cabo a rabo y del que debo hacer algún comentario en otro post.

El hilo temático que une a los textos presentados esta vez es el de los objetos, las cosas, los seres humanos que nos apegamos a ellas y las amamos u odiamos, las coleccionamos o nos pasamos la vida tratando de deshacernos de las mismas. Los autores seleccionados prometen: Italo Calvino, Paul Auster, JJ Millás, Roland Barthes y otros, pero como que quizás para esta temática en especial debieron ser otros, pues los siento fríos, no involucrados a fondo, percepción mía quizás. O quizás sea que hay demasiados objetos y poca gente dispuesta a filosofar sobre ellos.

Paul Auster hablando de su máquina de escribir me encandiló, aunque el diga que no, eso es amor, o la fuerza de la costumbre, y como dicen que la costumbre es mas fuerte que el amor... Barthes disertando sobre los significados y simbología de la Torre Eiffel es magnífico, me convenció de su inutilidad y de la grandeza de eso mismo. Y Matt Steinglass escribiendo sobre la piratería musical en África me resultó tan familiar que lo leí como una crónica de algún diario limeño. Y esos fueron los artículos que me gustaron, del resto puedo rescatar un par como el de Juan Villoro sobre computadoras que pudo ser mejor de no andar por tantos lugares comunes, y ciertas inexactitudes; el de Calvino que se asoma sobre un tema que me atrae mucho, el de las colecciones y coleccionistas, es bueno ciertamente, pero que a mi particular modo de ver no lo enfoca tal y como yo lo desearía. Esto claro, no tiene nada que ver con la prosa de Calvino que es muy, muy buena.

Al final me quedo con algunas de las frases que suelen poner al principio, en la presentación de los autores: Octavio Vinces – Para muchos andar por la calle sin celular produce inseguridad y vértigo ... La tecnología, la moda, llenan la vida de objetos que, en forma irreflexiva o arbitraria, se vuelven insustituibles. José Miyashiro – Amo mis películas en VHS llenas de hongos. Luis Valle – Nunca entendí el afán de la gente por recolectar cosas inservibles y almacenarlas por años.

Y bueno, a esperar el próximo número, el que vendrá después de la segunda antología ... hmmmm. Pero antes de eso no quería dejar de decir que no me convence que a cada rato pongan “nota de los verificadores de datos”, con que pongan la aclaración respectiva me parece suficiente, no tienen que recalcarnos que le pagan a alguien para que haga ese trabajo.

Pueden leer extractos de cada artículo aquí, de paso se dan una idea de los mismos y de repente alguien encuentra algo de su gusto. Por oro lado, mi agradecimiento a Toño Angulo y Carlos Chavarry de EN por la autorización y el envío del archivo digital con la carátula de la revista. Y espero postear sobre el excelente numero 30 el domingo próximo.


Technorati tags: , ,

2 comentarios:

Clandestina dijo...

He conocido a Paul Auster hace poco tiempo y me encanta realmente!!!

JL dijo...

En el numero 27 hay un articulo de Daniel Titinger sobre el ascensor al espacio, proyecto en el que estoy metido hace un par de años... recomendado!