domingo, junio 03, 2007

El Caso Orgagna - Morris West


Hace unos meses leí este libro y como tengo la carátula escaneada lo comento antes que otros que he estado leyendo últimamente. Debo haberlo comprado hace varios años, pero no recuerdo exáctamente cuando. El título original no es El Caso Orgagna sino The Big Story y data del año 1957, la versión en castellano que poseo es de 1986, de Javier Vergara Editor, una editorial argentina, y consta de 194 páginas.

Morris West fue un escritor de Best Sellers, y digo esto sin querer desmerecer el apelativo, ni la calidad del escritor, pues los libros que he leído de este autor siempre me han parecido interesantes y sobre todo honestos. Uno de sus temas recurrentes fue la iglesia católica en tanto poder terrenal, sin embargo este libro no trata sobre eso.

El Caso Orgagna es una novela de intrigas, intrigas a la manera italiana por cierto. El personaje principal es un periodista norteamericano a punto de completar una investigación sobre un caso de corrupción que involucra a un personaje de la política italiana, un aristócrata a quien pronto se ve enfrentado. Alrededor de ambos se mueven diversos personajes cada cual velando por sus propios intereses pero haciendo causa común en tratar de impedir que el caso investigado llegue a ser conocido por la opinión pública nacional e internacional.

Hay temas que subyacen a la trama principal por cierto y que el autor plantea y deja a nuestro criterio meditar sobre ellos o no. El principal, a mi parecer está relacionado con el ejercicio del periodismo y su derecho a la verdad, la subordinación de los medios al poder político y económico es otro. La diferencia de culturas y costumbres, encarnadas por un lado en el periodista norteamericano y su manera de ver las cosas y el Duque de Orgagna que personaliza la tradición italiana es un tercer tema. Copio este párrafo a modo de ejemplo:
Mire aquella torre, Ashley. Quien la construyó era mi antepasado directo y llevaba el mismo nombre que yo: Vittorio. Era un hombre poco simpático, como tal vez lo sea yo mismo. Era rufián, beodo y lascivo. Engendró en las mozas de la aldea toda una raza de bastardos. Sin embargo sus vasallos lo amaban y su nombre sigue siendo motivo de leyenda. ¿Sabe por qué? Porque cuando llegaron los piratas sarracenos en sus grandes galeras, el congregó a sus mercenarios y armó a los campesinos con hachas y lanzas y rechazó a los invasores poniéndose el mismo en lo más arduo de la brega, ¿Importaba que bebiese? ¿Importaba que les impusiese pesadas gabelas, cobrándoles el pago a viva fuerza y seduciendo a algunas mozas? ¿No sabía, en cambio, defender la tierra? Ellos saben que a la larga lo único que cuenta es el terruño. El era fuerte y ellos tenían necesidad de su vigor. ¡Como ahora, Ashley! ¡Como siempre!
Se puede decir que es una filosofía de vida bastante discutible, pero no por eso deja de ser válida, o cierta. Por lo menos durante mucho tiempo de la historia lo ha sido. Sin embargo los tiempos cambian, y es Ashley, el periodista, quien encarna la nueva forma de ver las cosas, lo que no necesariamente quiere decir que entienda la antigua. El final de la novela por cierto nos depara algunas sorpresas que no contaré para no malograrles la lectura por si se animan a conseguir el libro y leerlo. No es una obra de premio Nóbel, pero no aburre, y como han visto, tiene una temática atractiva y no es tan larga como muchos novelones de hoy.


Technorati tags: , ,


2 comentarios:

peregrino dijo...

He leído muchos de MW, pero te recomiendo "El Verano del Lobo Rojo"... ese libro, en especial el cierre de ese libro siempre me emociona.

Ojala lo puedas leer.

Nos leemos.

Juan Arellano dijo...

Pues mira que lo tengo y ya que lo recomiendas lo acabo de sacar y lo pongo en la "pila" para leerlo pronto. Saludos.