miércoles, setiembre 21, 2005

El Anatomista - Federico Andahazi

Había leído algo sobre este libro, y de hecho le tenía en alguna de mis listas para conseguirlo, hasta que inopinadamente cayó a mis manos. Aún así, me tomó unos meses poder ponerme a leerlo, y no me llevó más de unas horas pues su lectura es rápida y no muy complicada.

El Anatomista de Federico Andahazi se publicó por vez primera en 1997, mi edición es la trigésimo tercera (Lo cual les dará una idea del éxito que ha tenido), y 2da en la colección Booket del sello editorial Planeta, impresa en Argentina en el año 2004. Esta colección es de bolsillo, y el libro consta de 282 páginas. Mi copia tiene la carátula que se ve en este post, hay distintas variaciones de la misma en otras ediciones.

¿Novela histórica? ¿Ficción histórica? Andahazi toma un personaje real y unos cuantos hechos documentados sobre su vida y lo rodea de personajes de su propia imaginación y desarrolla hechos ficticios. Una variante más de este tipo de novelas, como las recientemente reseñadas de Graves sobre el emperador romano Claudio, donde todo trata de ser lo más real posible (aunque sabemos que no lo es) o la novela de John M. Ford sobre Ricardo III, donde sobre hechos reales se introducen otros netamente fantásticos.

El anatomista es Mateo Colón, médico del siglo XVI que realiza un descubrimiento y es presa de una obsesión. Tanto el personaje como el descubrimiento son reales, la obsesión es ficticia, pero es sobre ambos hechos que Andahazi construye su novela. Desde el prólogo tenemos cierta idea de cuál es el descubrimiento, pero de la obsesión nos vamos enterando de a pocos, y es a partir de la obsesión que indirectamente se da el descubrimiento. Para que se den una idea copio el siguiente extracto:

Todos los días, cuando los autómatas del reloj de la torre golpeaban la quinta campanada, Mateo Colón subía los siete peldaños que conducían al atrio del burdel de la calle Bocciari, entraba en la alcoba de Mona, dejaba los diez ducados sobre la mesa de noche y, mientras acomodaba el lienzo, sin quitarse siquiera el abrigo, le decía a Mona que la amaba; que aunque ella no quisiera saberlo, él podía ver el amor en sus ojos. Entre pincelada y pincelada le suplicaba que abandonara aquel burdel y se marchara con él al otro lado del monte Veldo, a Padua, que si ella así lo quería estaba dispuesto a abandonar su claustro en la Universidad. Y Mona, desnuda sobre la cama, los pezones duros como almendras y suaves como el pétalo de una fresia, no dejaba de mirar la torre del reloj que se alzaba al otro lado de la ventana, esperando que de una buena vez doblaran las campanas. Y cuando finalmente sonaban, miraba a aquel hombre con los ojos llenos de malicia:

- Tu tiempo terminó -decía y caminaba hasta el tocador.

Un personajillo cuya presencia me gustó fue El Cuervo, un ave semi domesticada por Mateo Colón que aparece al principio y al final de la novela. ¿Qué simboliza? pues me parece obvio pensar que Andahazi lo ha incluido sólo por ese motivo, para representar algo ¿A la muerte quizás? casi es lógico, pues lo vemos llevarse la victoria final, sin embargo me gustaría confirmarlo.

Habría que mencionar que esta novela suscitó cierto escándalo antes de publicarse, al ser acusada de pornografía, pero no me ha parecido así, cosas mas explícitas y menos relacionadas con la trama he leído en libros de autores supuestamente "literarios". Además la prosa de Andahazi sin llegar a ser brillante se mantiene en la corrección y la forma en la que ha estructurado la obra, siendo algo peculiar, no esta mal tampoco. Sólo me pareció innecesario en un capítulo titulado "La defensa", incluir todo el así llamado "Alegato de Mateo Colón ente la comisión de doctores de la iglesia", 37 páginas que redundan en conceptos e ideas ya expuestas y que van en detrimento de la continuidad narrativa de la obra.

El Anatomista me hizo recordar un poco a El Perfume de Suskind, sobre todo por cómo los personajes se lanzan a conseguir lo que desean, y por la forma como terminan, pero no creo que la intención de Andahazi haya sido similar a la de Suskind. Quizás el libro goza de una fama excesiva o se lee esperando más de él, pero tampoco decepciona. Es decir, resulta una lectura agradable (Y si se la agencian de segunda mano como yo, mucho mejor).

Algunos enlaces interesantes: en Literatura.org una página dedicada a Andahazi, con una pequeña biografía, extractos del libro y enlaces a más artículos relacionados. Otra página similar en Autores de Argentina, con reseñas de sus libros y una entrevista. También un artículo pequeño de Freda Mosquera: "El Anatomista" de Federico Andahazi, reflexion sobre el poder, y una reseña más del libro a cargo de Julio Jesús Galindo en Ajos y Zafiros. Finalmente, un análisis de la obra de Andahazi: Entre palabras: partes privadas, silencios y cuerpos ocultos en la narrativa argentina de los ‘90. El caso Federico Andahazi a cargo de Hugo Hortiguera.


Technorati tags: , , ,

12 comentarios:

Daniel Flores Bueno dijo...

Gracias por este post Juan. Voy a buscar el libro para leerlo. También estaba en lista de espera, pero me anima tu comentario. Sabes que Adobe Editores, que era el área que editaba los suplementos de Expreso, trajo a Federico Andahazi a Lima.
Luego me enteré en un taller que hice en Chile con Tomás Eloy que existía un rumor que señalaba que su novela "El cantante de tango" le debía mucho a "Errante en la sombra" de Federico Andahazi. Tomás Eloy negó esto tajantemente.
Saludos y quedo a la espera de otro post tuyo.

Juan Arellano dijo...

Pues recién me entero lo que cuentas de que Andahazi vino a Lima, igual no debo haber estado acá. No leí esa de T.E. Martínez que comentas, pero tanto las de él como las restantes de Andahazi si las veo de 2da. las compro.

Anónimo dijo...

33ava... supongo que es una forma de abreviar para decir "trigésima tercera", ¿no?

Juan Arellano dijo...

Gracias estimado anónimo, siempre fui malo para la numeración ordinal, pero ya lo corregí. ( Y .. cual sería la abreviación correcta?)

yo dijo...

este libro me persigue gracias a una amiga que me lo recomendó... quizas me siento identificado por lo que leo de el ¿se puede conseguir gratis en alguna descarga de web? Si lo sabeis, decirmelo en mi blog (no recomendado para menores de 18años, es un blog privado y de contenido adulto, con lectores preferentemente muujeres) si soys susceptibles o menores, no entrar

las3ninfas dijo...

comento que ese libro me encantó, es ágil e interesante, además me siento como esa pobre mujer q se cortó el clítoris. Allí recide el amor??? ni aún así me lo cortaría, lo adoro jajaja.

Juan Arellano dijo...

Gracias por la visita Ninfa, recuerdo haber estado por tu triple blog porque en BlogsPerú teníamos la duda de si era o no peruano, hasta que lo confirmé en el de fotos.

Lo que no entendí fue por donde iba tu identificación con la señora automutilada. Residencia del amor? del sexo a lo mucho...

Saludos

Alquimista dijo...

La historia de Mateo Colón, el otro Colón descubridor, el que dió a conocer al mundo el "amor veneris".

Un buen libro de ficción.

Anónimo dijo...

holas...soy jessica tengo 16 años...este libro nos lo pueso a leer el maestro de filosofia..laverdad quede encantada...es el libro mas vacano que he leido y mas teniendo en cuenta que soy mujer y este libro se apoya es en hablar de la mujer...definitivamente se lo recomiendo a todos me rei...llore....pero sobre todo me ubique en el contexto filosofico...gracias

Gonzalo Del Rosario dijo...

Acabo de terminar de leer "El anatomista" y justamanente mi personaje favorito es "el cuervo", me parece bacán desde la perspectiva metafórica de la vida.

lostintheworld dijo...

me pareció un tanto denigrante para las mujeres por todo eso de que ellas no tenian alma y podian ser controladas mediante el "amor veneris"..venga ya!
pero aparte de eso me gustó bastante todo hay que decirlo

por cierto..lo de comprar el libro de segunda mano para leerlo...ahí no han oído hablar de las bibliotecas o que?

Juan Arellano dijo...

Pues sí, pero m parece q es un reflejo de la época en la que está ambientado el libro. En cuanto a lo de segunda... pues las bibliotecas no están muy extendidas por acá, por otra parte viajo bastante y cargo libros para leer adonde voy y además soy un coleccionista impenitente. Saludos.