lunes, enero 31, 2005

Michael Bishop - Ancient of Days

Ancient of Days, novela de Michael Bishop originalmente publicada en 1985, fue traducida al castellano en 1995 y yo la leo en el 2005. Periodos de 10 años que no tienen nada que ver pero que me resultan curiosos. Mantengo el título en inglés porque el puesto a la versión castellana es sencillamente horrendo (El eslabón perdido).

Contraparte y no segunda parte de la premiada No Enemy but Time, se desarrolla en el tiempo presente. En América (digo América porque comprende USA y Haití) aparece un Homo Habilis que pronto se incorpora a la sociedad al casarse con la artista que lo descubrió. Un argumento de este tipo podría llevar al desbarrancamiento total a cualquier obra, pero en las manos de Bishop se hace creible, y aseguro que la lectura no se cae en ningún momento. Si en "No enemy ... " teníamos al protagonista que viajaba en el tiempo a las sabanas africanas del pleistoceno para enfrentar sus propias obsesiones, aquí tenemos a un homínido enfrentado a las obsesiones de nuestro siglo XX.

Bishop trata los temas con adecuada ironía, y los personajes, sobre todo el narrador, hacen rápida empatía con el lector. Por momentos fallas en la traducción hacen que uno se salga de la historia, pero felizmente no son muchos, o eso me pareció. Particularmente interesantes me parecieron dos cosas: Cómo el narrador a pesar de estar aún enamorado de su ex esposa logra tener una nueva relación sentimental (así sea esto algo fuera de la trama principal), y las disquisiciones y avatares místico religiosas del final, que, vale aclararlo, ya se insinuaban desde la mitad de la obra.

Por si no les queda claro el título, es una de las formas de referirse a Yahvé en el antiguo testamento. Mayor información aquí. También otra opinión adicional sobre el libro. Ah, esta viene a ser mi primera lectura documentada del año, no participo en ningún concurso ni nada, sólo que espero saber cuantos libros leo hasta finales de año.

Technorati tags: ,

2 comentarios:

Álvaro Ramírez dijo...

Hola Juan:
Nunca he leído a Bishop pero sí tu blog. Por fin tengo tiempo de sentarme a mirar tus anotaciones. Me gustan. Aprovecho también para hacer recíproco el enlace que has hecho a mi bitácora: Ojo al texto

Juan Arellano dijo...

Gracias Alvaro, yo cada que puedo visito la tuya, aunque no comente. Deberias postear mas seguido, un abrazo.