domingo, junio 12, 2005

¿Es el feminismo una ingenuidad?

Yo me lo pregunto, pero quien lo afirma es Camille Paglia, profesora de la Universidad de las Artes de Filadelfia, e intelectual de corte clásico con posiciones controvertidas sobre diversos temas, y que en entrevista que le hace Juana Libedinsky para el diario argentino La Nación habla sin pelos en la lengua.

Hay gente que no conviene tener de enemiga. En el mundo académico anglosajón, a la cabeza de esta clase de personas, y por varios cuerpos, está Camille Paglia. Discípula de Harold Bloom en la Universidad de Yale, más papista que el Papa cuando llega la hora de cargar contra cualquier atisbo de posmodernidad o contra el “feminismo dictatorial” en la cultura, Paglia llama a Foucault, Derrida y Lacan la “tríada terrible de autores pretenciosos, verborrágicos y vacíos que arruinaron la cultura del siglo XX”. Para ella, Naomi Wolf es “la señorita Pravda, llena de cuentos paranoicos sobre el mundo, sin un párrafo coherente”. La venerada Susan Sontag es “sinónimo de poses huecas que están a la moda”. Y Hillary Clinton es, simplemente “Hitlery”. Paglia, profesora de Humanidades en la Universidad de las Artes de Filadelfia, es la autora de tres libros de enorme impacto en la cultura norteamericana: "Sexual personæ" (1990), "Sexo, arte y cultura americana" (1992) y "Vamps & tramps: más allá del feminismo" (2001).

"Creo en la lectura detallada, línea por línea, o en lo que solía llamarse explicación del texto, y en nada más pretencioso que eso. No sólo es la mejor técnica para revelar la belleza y el significado en la literatura, sino que es un instrumento extraordinario para el análisis de todo el arte y la cultura. La concentración que requiere la lectura de un poema es cercana a la meditación. A través de ella, uno aprende a focalizar la mente, afilar la percepción y refinar la emoción", explicó.

Según usted, las universidades no hacen nada al respecto. ¿Por qué sostiene que los profesores ya no enseñan?
Por la preponderancia del posestructuralismo o posmodernismo. Por la idolatría hacia autores como Foucault, Derrida y Lacan, desde los años 70. Salvo en Oxford y Cambridge, esta falsa ideología está totalmente arraigada en las universidades del mundo anglosajón. Lo que sostiene es que se pueden reducir las artes a unas fórmulas muy cínicas, que ahuyentan al lector al hacerlo sospechar de todo trabajo artístico, al decirle que éste no significa nada por sí solo hasta que él lo reconstruye. Es una falsa ideología que niega la grandeza intrínseca que puede tener un obra. Yo vengo de una familia de inmigrantes italianos muy pobres, pero la cultura en mi casa era algo en serio. Seríamos campesinos, pero Miguel Angel era respetado como un dios. Y en Italia son reverenciados no sólo los autores, sino también los intérpretes de las obras. Yo estoy en guerra con los posestructuralistas, porque insultan y disminuyen el valor del artista. La reverencia por el creador es la actitud correcta. No hay gran arte que pueda salir de las universidades norteamericanas hasta que nos libremos de este veneno. En Harvard, Princeton, Berkeley, todos los profesores famosos son propagandistas de una mediocridad que destruye el entusiasmo de las nuevas generaciones con una falsa sofisticación, que es la interpretación posmoderna.

¿No le gustan las feministas?
Hubo un momento en el que el feminismo y yo estábamos de acuerdo. ¡Pero era en 1960 y yo tenía 13 años! Es una posición inmadura. ¡Vamos, chicas, ya pasaron cuarenta años! ¿Cómo puede ser que la sigan sosteniendo ahora? El feminismo tiene unos 200 años, contando desde que Mary Wollestonecraft escribió su manifiesto. Ha tenido varias fases. Podemos criticar la fase presente sin criticar necesariamente el feminismo. Lo que yo quiero hacer, justamente, es salvar al feminismo de las feministas. Hoy, para las feministas, el papel excluyente es el de víctima. La belleza, por ejemplo, es para Naomi Wolf una conspiración de los hombres heterosexuales para evitar que las mujeres avancen, y todo ese tipo de tonterías. También creo que la política feminista es de una ingenuidad total, que esto de echarles la culpa de todos los males del universo a los hombres blancos imperialistas es bastante elemental. No hay humor, todo son sermones, y en el feminismo académico o intelectual lo que se ve es una actitud absolutamente dictatorial.

Hace poco, hubo en Estados Unidos el caso de un chico que disparó contra sus compañeros en la escuela. En general, cuando suceden estas cosas y todos salen a culpar a los medios de comunicación, usted presenta una visión distinta?
Tuvimos muchos de esos incidentes. Salvo en este último caso, que tuvo características particulares, por haber ocurrido en una reserva de indios, en general es un tema de la clase media: un síntoma de la falta de raíces culturales y familiares de los chicos que crecen alejados de la comunidad, en suburbios y barrios cerrados, cuyo único contacto con la cultura es en el shopping y en los medios de comunicación. El caso de Columbine es típico: un chico al que no le faltaba nada en lo material, pero que, alienado, armó su propia tribu, un circuito seudomilitar. Ahora, echarles la culpa solamente a los medios de comunicación es dejar escapar con demasiada facilidad a los verdaderos culpables de que estas cosas pasen: los padres y las escuelas temerosos de la disciplina y que no educan a los chicos en las artes para darles una forma positiva de canalizar su imaginación. Hoy la educación se basa en el mínimo denominador común, y la única razón por la que los chicos se dejan influir por los medios de comunicación es el vacío cultural absoluto en el que son criados. Son los padres y los maestros los que tienen que llevarlos a que se interesen por algo que va más allá de ellos, como es el arte. El gran arte nutre la imaginación y da sentido a la vida. A diferencia de la cultura popular, es suficiente para sostenernos a lo largo de la vida.

___________________________________________________________________

Aunque la introducción que hace la entrevistadora como que tiende a poner al lector un poco en contra de la entrevistada, diré que sus opiniones y conceptos me han parecido bastante acertados, sobre todo la manera de entender la poesía y la importancia de la cultura para la vida humana. Una teórica más a seguir y de la cual buscar sus libros. Por cierto, el artículo original es más extenso, y si quieren leer más sobre la Paglia y sus conceptos, lean: Camille Paglia: ¿feminista o antifeminista? de Patricia Linn y El encanto de la mujer perversa de Miquel Porta Perales.


Technorati tags: ,

3 comentarios:

Angela dijo...

Tienes razón con eso de la introducción, que te pone un poco en contra de la entrevistada...

Me gustó aquello de "quiero salvar al feminismo de las feministas". Aunque, claro, no me gusta el término "feminismo", porque denota "extremo", como contraparte en guerra declarada al "machismo" (otra tontería).

Bueno, teniendo en cuenta las motivaciones inciales de las feministas de hace 200 años, acepto la palabreja. Pero la verdad ahora veo las cosas demasiado desordenadas. Las mujeres que se consideran feministas extremas suelen atentar contra el núcleo base de la sociedad, la familia, con argumentos que, según veo, no dejan de ser caprichos y terquedades.

Luego, están algunos tipos que piensan que cualquier equilibrada postura tipo: "persona hombre", "persona mujer", clasificación de uno en uno, sin generalizaciones, es irremediablemente feminista... ¡Y por eso les parece raro verme barrer mi casa!

Puf... debo escribir algo al respecto, que un comment me queda corto.

Gracias por darme la idea ;)

Un abrazo.

Rain dijo...

Hola!.
Cuando leí acerca de la admiración que profesa Paglia a Harol Bloom,sonreí. Me hace meditar
acerca de cómo algunos albergamos en nuestro imaginario intelectual, diversidad de pensamientos. No necesariamnete se ha de extrapolar a pensadores, y mneos ser reduccionistas . Sin duda Paglia es una mujer brillante, y convenciada hasta el tuétano de sus aseveraciones.
Admiro a Bloom, no loreverencio, creoque hay una sidtancia,talvez mínima entre admirar y reverenciar.
Creo que los estructuralistas, precisamente nos han dado las armas del penamiento para amplai horizontes, de tal modo, no seremos cerrados ni dogmáticos, ortodoxos a gritos o discretos,más ortodoxos al fin y al cabo, como obispos aferrados a sus acartonadas
ideas. porque si de principios se trata es diferente. Transcribo las palabras de Susan Sontag, que no venero, más si admiro -pensadora, novelista,viajera, que recorrió el mundo, que lanzó sus protestas con sus palabras-lanzallamas, siempre presta a manifestarse en contra de las guerras,las discriminaciones...etc, y que cuando habló de García Márquez, devirtuaron su crítica...- ,bien he aquí un párrafo de su discurso 'Resistir',escrito en Texas, Houston, el 30 de marzo de 2003:
'...El destino perenne de los principios: si bien todos afirman profesarlos es probable que se sacrifiquen cuando se vuelven incómodos. Por lo general un principio moral es algo que nos pone en desacuerdo con la práctica aceptada. Y ese desacuerdo acarrea sus consecuencias, a veces desagradables, pues la comunidad se venga de aquellos que ponen en entredicho sus contradicciones: quienes desean una sociedad que en verdad mantenga los principios que dice defender.'
Posera Susan Sontag? una mujer que iba a México, a conocer sitios lejanos, olvidados, que podía conversar horas y horas , e incluso dejar de dormir para disfrutar conversaciones con gente
llana, contodo tipo de gente, que captaba con su cámara, los flash de
la cotidianidad de lugares inhóspitos... Y dirán, sí, cómo no, si volvería a su departanento
en una calle esplendorosa de Nueva York. Y qué? Ella era de Nueva York, como Borges era de Buenos Aires, y qué? si tienes un departamento grande en plena Nueva York?
Y acerca de la violencia,a las críticas de Paglia las hallo acertadas, más no pondría en un lugar no determinante a los medios de comunicación. Dar relevancia al problema de fondo no es secundario: la alucinante sociedad
consumista tiene sus raíces, eso ya se ha dicho antes de que fuera loq ue ahora es, la avizoraron los estudiosos, los visionarios, los contestatarios, y ahora lo que hay que hacer, es darle duro, levantar la voz y actuar no es secundario, señalar cuáles el problema de fondo nunca será secundario. Creo que Camila Paglia
olvidó decirlo.
Cuando escucho a mujeres, a chicas, a muchachos, a tipos enternaditos y dwtallositos,a choferes de combi, y lo que más me llama la atención , a universitarios, achicos con jeans y mochilas, con los ojos muy abiertos, diciendo:'eh, feministas, la cagada, esa tira de resentidas...' Me pregunto qué hubiera pasado si contingentes de valerosas mujeres no hubieran salido, dejando las ollas, a protestar por ma minimilización a través de siglos en su contra? y dice Paglia que hay que salvar al feminismo de las feministas. por qué no emplea todo su denuedo para
combatir el trepidante y/o asolapado machismo? Noemí Wolf es acaso el paradigma del feminismo?
Siempre reduccionista, Paglia.
Y la que escribe no es una militante feminista, más tampoco una enemiga del feminsimo. Por qué habría de serlo si son las feminsitas las que en este momento
levantan sus voces,internacionalmente para develar lo que hay detrás de la posible condonación de la deuda externa por G8, el grupo de los países más ricos del planeta. Son ellas las que denuncian las consecuencias de una condonación cuyas entrelíneas expresan cómo se pretende comprometer a los países condonados. Y dirán algunos: 'ah, eso ya se sabe, puro
escándalo'. que las mujeres se movilicen y desarrollen conciencia política no es loable? Lo hacen , porque las consecuencias de la deuda externa golpean salvajemente a los más débiles. Y si la mujer es el sexo fuerte, como lo afirman muchos, eso nada tiene que ver con que haya guerras en el mundo, donde los niños son los más desamparado, las mujeres en condiciones infrahumanas, dadoras de vida y desnutridas, violentadas y saqueadas. Acaso es melodrama? No hablemos de mujeres que reciben con beneplácito las violaciones,como por allí muchos piensan y escriben en sendos cuentos donde la mujer es feliz porque después de todo, no la violaron se entregó a los placeres de la copulación con uno o varios desconocidos. Contrste y realidad, y Paglia lo olvida?

Cyberjuanx, si tengo erratas, sé indulgemnte, ahora mismo salgo y no tengo tiempo..., te lo mando como me ha salido. Salux.

Juan Arellano dijo...

Espero leer tu propio post al respecto Angela.

Ah la Sontag, palabras mayores, Vir.

Gracias chicas por su comentarios.