viernes, julio 01, 2005

Philip K. Dick !!!! Vive ¡¡¡¡

Intento escribir un post sobre Philip K. Dick, y me siento abrumado. Hay una cantidad increíble de información y sitios dedicados a él. Y se sigue produciendo más. Dick dejó este mundo en marzo del 82 y su fama no ha dejado de crecer desde entonces. A la fecha es el escritor de ciencia ficción que tiene más material convertido en películas. Pero no es por esto que quiero postear sobre él.

La Wikipedia tiene un párrafo acerca de los libros de Dick: Sus obras están caracterizadas por la sensación de constante erosión de la realidad, con los protagonistas descubriendo con frecuencia que sus seres queridos (o incluso ellos mismos) son sin saberlo robots, alienígenas, seres sobrenaturales, espías sometidos a lavados de cerebro, alucinaciones, o cualquier combinación de éstos.

Y Brian Stableford en The Encyclopedia of Science Fiction nos dice: PKD es un escritor complejo que a veces parece perder control de su trabajo. Ocasionalmente queda atrapado en laberintos de ideas que lo apartan de su propósito, incapaz de encontrar alguna clase de solución. Sin embargo, cuando mantiene el control es tremendamente creativo y logra acceso a territorios imaginativos a los que ningún otro escritor de CF ha llegado aún. Su simpatía por la caracterización adversa de personajes, gente lejos del heroísmo, pequeña y ordinaria, atrapada en difíciles circunstancias existenciales es inagotable, y su trabajo tiene un interés humano que está ausente del trabajo de otros escritores cuyo interés yace más en una complejidad per se. El número de grandes obras que ha escrito es poco menos que asombroso. (Traducción libre).

Lo primero que leí de Dick fue en el 80, al igual que en el caso de Silverberg, fueron sus relatos que se publicaron en las selecciones de Bruguera. Luego las novelas que encontré de él editadas por Martínez Roca (La penúltima verdad, Ubik, Los tres estigmas de Palmer Eldritch) y que se vendían en aquella librería que estaba frente al antiguo cine El Pacífico en el óvalo de Miraflores. Y mi ejemplar de El hombre en el Castillo lo conseguí en la librería de Juan Mejía Baca en San Isidro.

Pero lo primero sobre Dick que leí fue el especial que sacó la revista Nueva Dimensión en su número 145 y que compré junto a una gran cantidad de números de dicha revista en la librería La Familia del Jr. Belén en el centro de Lima. A diferencia del resto de números, éste había llegado al poco tiempo de ser editado, allá por el año 82. Y me debo haber pasado años releyéndolo. Contenía 4 relatos, un editorial muy sentido de Domingo Santos, pues la publicación se daba a pocos meses de la muerte de Dick, un largo discurso de Dick dado en una convención de CF y un enorme y magnífico ensayo de Juan Carlos Planells sobre Dick y su obra, incluyendo una muy detallada bibliografía.

Fue leyendo ese artículo que comprendí que yo no era el único al que le podía gustar un conjunto de libros tan caóticos y esquizofrénicos en apariencia como son los libros de Dick. Y entre todos ellos tengo mis favoritos: Ubik, The man in the high castle, A scanner darkly, Flow my tears the policeman said. Y sus relatos, tiene cantidad de cuentos muy buenos: Cantata 140, The electric ant, We can remember it for you wholesale, y varios más. Cuentos y relatos donde nada es lo que parece, donde conceptos como la realidad y la verdad son constantemente cuestionados e incluso destruidos. Y es por esto por lo que quería postear sobre Dick, un autor único entre toda una legión de escritores originales como fueron los de CF de los sesentas.

Un autor que involuntariamente ha creado una escuela propia entre los escritores dedicados a la CF, pues no es raro oir hablar del libro Dickiano de fulano o mengano. Hay incluso el Premio Philip K. Dick dedicado a obras que se publican por primera vez en paperback y que por lo general, en su concepto o espíritu participan de ese mencionado estilo Dickiano.

Un autor que puede iniciar una novela de esta manera: Había una vez un individuo que estuvo todo el día sacándose piojos del pelo. El médico le dijo que no había ningún insecto en su cabello. Se duchó durante ocho horas seguidas, soportando el agua caliente hora tras hora y sufriendo el picor de los animalitos. Luego salió de la ducha, se secó ... y los piojos seguían en su pelo. En realidad los tenía por todo el cuerpo. Al cabo de un mes los piojos invadieron sus pulmones. Si no saben de lo que habla, es que nunca se han pegado una buena alucinada, y Dick fue un maestro en eso y en muchas otras cosas.

Finalmente cito lo que se dice de Dick en los libros de la Colección Súper Ficción segunda época, de la editorial Martínez Roca: Dick es el escritor del género que, junto a Ursula K. Le Guin, más atención académica ha despertado. Su surgimiento suele identificarse con el paso a la edad adulta del género. Fue el primer escritor que, de un modo consistente a lo largo de toda su obra, empleó el género como medio de expresión de sus obsesiones personales, logrando con ello desarrollar profundamente las potencialidades de esta forma narrativa. Desde su muerte, el autor ha sido objeto de un culto creciente en el seno de la comunidad. Cabe aclarar que en esa época el director de Súper Ficción era nada menos que Alejo Cuervo, actual director de Gigamesh y fan confeso de Dick.

Para los no avisados, parece que en setiembre se estrena la versión fílmica de A Scanner Darkly, el libro del cual copié las primeras frases en el párrafo anterior. Queda esperar nomás que sea una buena adaptación. Y entre los sitios dedicados a Dick que recomiendo no puede faltar la Jack Blade Runner Page de Jack Moreno, con toda la información sobre Blade Runner, la más famosa adaptación fílmica de una obra de Dick hasta el momento (Gracias Jack por la información proporcionada para este post).

Recientemente salieron algunos especiales sobre Dick. En la revista Gigamesh, el N°39 estuvo dedicado a él. En Libro Andrómeda sacan un volumen dedicado a Dick y en NGC 3660 ya lo comentan. Entre otras novedades: Dick resucitado, o la web donde se da a conocer del androide hecho a imagen y semejanza de dios, digo, de Dick. Y el BRWL o el primer diario digital en castellano sobre Blade Runner (Un blog, vamos). Los argumentos de dos novelas nunca escritas: Los Actos de Pablo y Cervatillo, Mira hacia atras, y dos artículos: Mi definición de la Ciencia Ficción y La bomba atómica será perfeccionada, ¿Qué será de Heinlein?, todo escrito por el propio Philip K. Dick.

Reseñas a otros libros de Dick: Ubik, Los tres estigmas de Palmer Eldritch, Lotería solar, Los Simulacros, Laberinto de muerte, Minority Report y otras historias (recopilación editada a propósito de la película), Confesiones de un artista de mierda (una de sus obras de no CF). Reseñas a Tiempo de Marte y Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos: Philip K. Dick 1928-1982 de Emmanuel Carrère (un libro sobre Dick) en una sóla nota y Dick, Paranoia y denuncias al FBI, ambos artículos de Luis M. Pestarini. Un artículo de Gabriel Benítez sobre Dick y su obra: Sueñan los halcones con ovejas eléctricas, dos de Ivan de la Torre: Philip K. Dick: la realidad como pesadilla después de Kafka y 20 años sin Phil y uno de Jorge Oscar Rossi Philip K. Dick: ¿Aún sueñan los hombres con ovejas de carne y hueso?. Una pequeña biografía de Dick con fragmentos de algunas de sus novelas. Una web dedicada a Dick, en castellano y con varios buenos enlaces y resúmenes de sus libros.


Technorati tags: , , , , , , , ,

1 comentario:

Rain dijo...

De este prolífico y laureado escritor, he leído ínfimamente, por descuido.... Una llamada de atención y una espectación por leer pronto algo de Dick.

Salutes.