sábado, julio 16, 2005

Pacharaqueando

Hace unas semanas lo oí en el micro, una chica le decía a su enamorado, a propósito que en la radio sonaba una canción de Black Eyed Peas: "Esa es bacán pero ya la han pacharaqueado mucho". Esto me retrotrajo casi automáticamente a mi adolescencia y a la manchita con la que me juntaba e intercambiaba discos y cassettes. En esa época conseguir la música que uno quería demandaba de dos cosas: contactos y dinero. Teniendo las dos cosas, la gente que se dedicaba al negocio te buscaba en tu casa para ofrecerte las novedades, o con una llamada telefónica te asegurabas que lo último de tu grupo favorito estuviera en tus manos pronto y no dentro de un año. Si tenías los contactos y no el dinero, pues sólo quedaba grabar los lp's en cassettes, y ya el resultado dependía de la calidad del equipo de casa o del amigo de turno con mejor equipo. Si no tenías los contactos ni el dinero, bueno, no se que pasaba pues no era mi caso. Pero seguro alguna solución había.

Esto pasaba porque la importación de bienes era cosa prohibida, y las disqueras nacionales editaban de acuerdo a criterios nunca bien establecidos. Grupos de gran aceptación en todo el mundo nunca fueron editados en su momento, caso de Yes o Genesis, y sin embargo grupos de segunda línea como Uriah Heep tuvieron varios lp's editados. Esto ocasionaba algo muy curioso, siempre era mejor el grupo que tenía menos discos editados en el país y siempre era mejor el lp inédito que uno ya en circulación nacional. Puro snobismo, claro que en esos años no se le llamaba así, o quizás no nos atrevíamos a verlo de esa forma.

En los 80's todo cambió, se abrió la libre importación y de pronto ese lp que enseñabas con orgullo a todos los que llegaban a tu casa lo empezabas a ver en las tiendas al alcance de cualquiera, literalmente. Algunos descubrían de pronto que ya no les gustaba el progresivo inglés, sino exclusivamente el italiano, otros cambiaban el hard tradicional por el alemán, otros empezaron a ponderar las bondades de las ediciones japonesas. Con la llegada del cd nos vimos obligados a readquirir colecciones completas de grupos y solistas, labor dificultada por la lenta edición de algunas joyas sonoras de poco éxito comercial.

Un día entre finales de los 80's y principios de los 90's, la verdad no recuerdo bien la fecha, estaba en el antiguo Polvos Azules, lo que ahora es la Alameda Chabuca Granda, parado en el puesto de un pata que se dedicaba a la venta de cd's. Como siempre le compraba nos habíamos hecho amigos y hasta hacíamos algún negocito de vez en cuando. Todo ese sector se dedicaba a la venta de cd's, cassettes, videos y etc. Casi puedo asegurar que la piratería nació por allí y gente de todo Lima bajaba a Polvos. Muchos vendedores no sabían qué era lo que vendían y se guiaban de lo que más les pedían y del gusto de algunos conocedores para saber que piratear. Pronto había cassettes y videos piratas con mezclas insólitas, o mientras por los parlantes de un puesto escuchabas a Zeppelin, por otro oías a Madonna, y mas allá a Vanilla Ice.

Fue un día así que escuche por primera vez el término pacharaquear aplicado a un bien de valor artístico, unos patas pasaban mientras en el puesto del costado sonaba fuerte Queen en la tele. Entonces uno le dijo al otro "Mira Queen en vivo, ¿mostro no?" "Sí - le respondió el otro con desdén - pero lo están pacharaqueando al pobre Freddie Mercury, si él supiera donde lo están mirando". La bulla me impidió oir el resto de la charla, pero me quedé pensando en lo dicho.

¿Disminuía la calidad de Queen dependiendo del sitio de donde se escuchaba? ¿La "excelencia" de la voz de Mercury descendía en forma inversamente proporcional a la cantidad de gente que la apreciaba? No me parecía, y no me parece hasta ahora. A partir de esta época muchos clásicos del rock empezaron a sonar en todo sitio gracias a la popularización de los cd's y a que en determinado momento empezaron a bajar vertiginosamente de precio, también por cierto a que surgieron radios del tipo que en USA llaman AOR (Adult Oriented Rock) y a que a toda hora difundían practicamente las mismas canciones una y otra vez.

Así pues pequeños clásicos del rock como Stairway to Heaven de Zeppelin, Hotel California de Eagles, The Year of the Cat de Al Stewart, Sultans of Swing de Dire Straits, Comfortably Numb de Pink Floyd y muchos más que sería largo mencionar, empezaron a invadir el espectro sonoro limeño desde las mas variadas fuentes. Cuando le comenté esto a un pata me dijo "Si pues brother, pero mucho ya, así no es". Los años han seguido pasando y probablemente a pocos interese ahora cuanto se escucha a bandas como Yes o Crimson, pero por lo visto la idea de que un grupo social pueda o deba sentirse dueño de determinado tipo de música no abandona a la gentita limeña.


Technorati tags: , , ,

9 comentarios:

Rain dijo...

Juan,creo que sta actitud no es exclusiva de la gente limeña. Sucede en todas partes, en Chiclayo,en Turquía,o en otros lugares como lo leí aquí:
http://ferinfierno.blogspot.com

Buscas en archivo de junio , día 17: Fashion Emergency.

En fin..., sucede. ¿Será porque de pronto ves que a los mismos que le gusta una canción de Myrian Hernández les ves comprando a tu grupo preferido y te parece inadmisible que tales gustos se reúnan? Creo que es cuestión de evolución y de pronto -todo un salto...- al que le gusta cómo canta esta señorita, puede desprenderse de semejante predilección -que es ya cuestión de educación musical, de oído y no del consabido 'hay diversos gustos'...- y apreciar y encariñarse con un grupo como, por decirte el clásico YES.

Un muy grato salute.

Antonino Paraggi dijo...

Y si pues siempre se ha dao que alguna gente se apropia de lo "caleta" hasta que se "pacharaquea" una ridiculez, y una limitacion por eso yo soy de la idea de disfrutar todo lo que se te ponga al alcance y lo que manda es el gusto propio, eso si me gusta rebuscar por todos lados.
Ahora escucho de lo "caleta" y tampoco le hago ascos a lo que antes me parecia cutre, huachafo, cheessy, naco que venga de todo, pero claro que sea interesante.
http://usuarios.lycos.es/antoninop/radio.blog/?autoplay=2

Rain dijo...

Cuando viajo en elcombi, escucho a todo volumen las mismas canciones que es la música de moda . Y escucho entre los pasajeros, ponderar al 'perreo' que aún suena con su atosigante ritmo y al que no le veo, nada, nada de interesante.

Rain dijo...

O no le escucho...

Salutes.

Juan Arellano dijo...

Vir ... ¿puedes creer que también tengo todos los discos de Myriam?, sí, me gusta y bastante. Como dice Antonino, no me hago paltas por eso. Claro que mis gustos van desde la Sonora Matancera a Juaneco y su combo. Todo tiene su momento para apreciarlo debidamente. Por ejemplo este sábado tengo un quince de una sobrina, y seguro habrá perreo, y si no hay voy a protestar .... jajaja

El perreo no es pa escuchar ps, no te pases.

Antonino, no encontré en tu radio blog ninguna favorita mía, pero eso de tener juntos a Keane, Satchmo y Lavoe .. esta ok!!!

Rain dijo...

Claro, Juan. No es para escucharlo. Sin embargo una/o viajando en un combi, tiene que 'escucharlo'. Te pones tampones en los oídos y sigue retumbando la 'canción'. Te pones un walkman o en el mejor de los casos un diskman y sigue sonando la 'canción' y bueno, una/o no se va a bajar del combi con el tiempo justo para llegar, ni a enojarse. Es parte de la travesía urbana, como cuando ves a subir a los niños que cantan raspando una lata vacía de leche. Sólo que es diferente, allí se me parte el alma, no me acostumbro a ver a niños cantando -que canten desafinadamente es lo de menos- con sus caritas sucias, con su desamparo ...
Y si te gusta Miriam H, por eso no te voy a considerar de menor valía como ser humano, simplemente es tu abanico musical que no comparto y solamente siendo obtusa, podría mirar por encima del hombro a la gente que tiene inclinaciones musicales diferentes, que adora bailar el 'perreo'...o que le gusta ver telenovelas mexicanas. Sin embargo es lo más probable que nuestras visiones sobre la vida sean muy distintas y que para profundizar una amistad sean otras las vivencias que nos acerquen, si no es que suceda una cercanía en una amicalidad básica, o no...

Extravié lo que escribí hace un tiempo sobre 'Los Destellos'. Intentaré que alguno de los amigos a los que se lo envié me lo pase,para publicarlo. Me gustan 'Los Destellos', definitivamente me recuerdan cómo de un tiempo a esta parte, la música que se escucha masivamente en la radio es ... no tengo palabras justas. Sobrepasa los significados que pueda albergar el diciionario de la RAE.

Un muy grato salute y hasta pronto.

diego dijo...

ja
yo soy de esos... y la verdad hasta he regalado discos porque pacharaquearon la canción
sólo un detalle, black eyes peas siempre fue una cagada (no me aguanté)

Dinorider d'Andoandor dijo...

pucha! creo que lo pacharaqueado es el cerebro de dichas personas

Scavenger Bride dijo...

Yo creo que esto del 'pacharaqueo' de la música tiene dos partes. Una, es el elemento de 'exclusividad' que se pierde cuando el grupo o canción que te gusta empieza a sonar masivamente. Creo que ello tiene algo (o mucho) que ver con el rechazo de algunos a compartir preferencias con determinados grupos de personas.
El otro punto es el hecho de que la masificación de la música hace que las canciones, o grupos, se 'quemen' o nos harten ya de tanto oírlas.
Yo no soy fan de Queen, pero me queda claro que la calidad de su música no tiene relación con el lugar donde se la escucha. Sin embargo, no deja de ser cierto que algunas canciones han sonado tanto -en todos lados- que, ya pues, cansa.

(comentario tardío, pero ahí está. ah, felices fiestas patrias :)