jueves, junio 14, 2007

Comida Peruana: La Selva II


Nota - Este post salió publicado originalmente (2004-02-06) en mi primer blog Surfing el Amazonas, luego se perdió cuando el hosting de Bloxus se fue al cuerno, pero lo pude recuperar del caché Google, así que lo republiqué en el mismo blog. Ahora que decidí no postear más en dicha bitácora (no lo hago regularmente desde hace más de un año) lo reivindico para este blog con el agregado de algunas fotos y detallitos por ahí.

Decía, en la primera parte de este artículo, que la selva peruana ofrece una gran cantidad de peces y frutos propios de la zona aptos para el consumo humano. Lo mismo puedo decir de las carnes de animales terrestres. Su variedad va desde lo que normalmente se conoce como carne de monte, que son mamíferos cuadrúpedos varios como: el Sajino, la Sachavaca, el Venado, el Añuje, el Majaz, hasta reptiles como la Tortuga en dos de sus variedades, Motelo y Taricaya; y el mono (N variedades). Todos estos animalitos suelen comerse en guisos, asados y frituras cuando se consumen frescos, y en picadillos y sopas cuando se consumen secos o lo que allá se conoce como "fresco salado" por haberse hecho secar en sal. El sabor de estos platos puede ser un poquito extraño para los paladores no acostumbrados y un poco reacios al cambio, pero vale la pena hacer el intento. Por ejemplo el Majaz tiene un gusto un poco fuerte pero es muy agradable.

Y ya que mencionamos las sopas, algo especial es la Sarapatera, sopa de tortuga hecha en su concha. Muy sabrosa pero bastante cruel en realidad por la forma como se mata a la tortuguita en cuestión (o así me han dicho). Hay sopa de serpiente también, pero en la ciudad nunca he visto, sí en las comunidades por los ríos. La sopa o caldo de majaz también es bastante popular en toda la selva amazónica. En cuanto a los guisos suelen servirse con arroz, yuca, maduro y/o plátano sancochado, al igual que los asados, aunque estos pueden ser con puré. Y algo que me llamó la atención fue que en todos los restaurantes que venden menú, estos salen acompañados de su porción de frejol, cualquier frejol. Por ahí me dijeron que esto es una costumbre brasileña, pero no he podido confirmarlo la verdad. Otra cosa que también tene una sempiterna presencia en la comida amazónica es el plátano, en las más diversas formas y variedades.


En lo que respecta a pescados, la diversidad es grande, empezando con el famoso Paiche que es el pez de agua dulce mas grande del mundo, y siguiendo con los no menos reputados Dorado, Doncella, Sábalo, Acarahuazu, Gamitana, y los populares Carachama, Boquichico, Palometa y Pejerrey de rio, y estoy olvidando varios seguro. Ah, y el lagarto por supuesto, que suele considerarsele casi como un pescado por el tipo de carne (blanca) y personalmente lo considero una de las cosas más deliciosas que he probado en la selva. Los pescados grandes, como el Paiche, Dorado y Doncella, se comen en cebiche, fritos, y si han sido previamente secados en sal, en picadillo u otras formas. Los pescados medianos y pequeños, asados o ahumados envueltos en hojas. En muchas esquinas de Iquitos los venden de esta forma, siendo el puerto de Nanay donde mayor cantidad de vendedoras se encuentra.


Hay una enorme diversidad de frutas para todos los gustos, de las cuales se hacen refrescos, helados y dulces. El Aguaje es de lejos el fruto mas popular, los lugareños le comen a toda hora prácticamente desde que nacen. (Debo confesar que no me gusta, encuentro su textura demasiado grasosa y su sabor avinagrado, pero nadie me comprende). También tenemos el Uvo, el Camu-Camu, (ambos me encantan en refresco por cierto), el Ungurahui, la Uvilla, la Chambira, El Caimito, la Cocona, la Carambola, el Araza (o Guayaba brasileña, otro de mis favoritos en refrescos), el Huito, el Umarí, el Copoazú, el Casho, la Guaba, el Mamey (o Palo Rosa) y un largo etcetera. Aqui encontraran mayor información sobre la flora amazónica.


El ya mencionado Aguaje es el fruto de una palmera que crece sobretodo en terrenos semi-inundados o aguajales. Dentro de esta palmera viven unos gusanos gordos llamados Suri, que son muy apreciados, pues se los come fritos e incluso vivos. Imagino que su sabor es parecido al del aguaje, pero nunca los he probado. Quienes sí lo han hecho me dicen que tiene un agradable gusto grasoso. Y ya que estamos con los postres, hay unas hormigas grandes llamadas Sicsapas que sólo en determinada época del año llegan volando por toda la ciudad, y es cuando los huambrillos (niños) recorren las calles con sus bolsas recogiéndolas para luego comerlas, fritas o así nomás.


El mercado de Belén es el que mayor variedad ofrece en lo que concierne a productos típicos ofrecidos, su visita es toda una obligación, claro, si es que no te impresiona o choca ver monos, tortugas y otros animales en peligro de extinción, descuartizados y ofrecidos a la venta. Pero no sólo hay eso ciertamente, también se encuentra desde el picante ají charapita hasta cosas como el sacha culantro o la sacha papa, variedad similar al conocido tubérculo, así como la muy apreciada chonta o palmito, deliciosa como ensalada. En este mercado hay un sitio donde se encuentra una gran variedad de tragos exóticos y pociones raras, el famoso "Pasaje Paquito", pero eso, puede ser materia de otro post.


Una página donde encontraran muchas fotos sobre comida de la selva, pero en las comunidades indígenas, es la de Nick Paine, quien ha explorado bastante sobre éste y otros temas. Y si desean comentarios de primera mano sobre restaurants y platos típicos visiten el blog Platillos Trovadores de Rogelio donde encontrarán posts que con sólo el título dan hambre: Ari's Burguer: Lomo Saltado Salvaje, Al Frío y Al Fuego: Patarashca de Doncella con yuca sancochada, Al Carbón: Filete de paiche a la plancha con ensalada de chonta, Exclusivo: Bisteck de venado a la loretana, La Muyuna: Helados Taperiba - Aguaje y Ungurahui - CamuCamu, Fitzcarraldo: Estofado de tortuga (motelo), Blanquita: Juane de arroz con gallina y patacones, Suri en el Mercado Bellavista Nanay, El Mesón: Lagarto al Ajo. Todo un recorrido culinario el que hizo Rogelio en Iquitos por cierto.


Technorati tags: , , , ,

4 comentarios:

rogelio dijo...

Vaya después de leer tu post de la selva me ha dado ganas de conocerla más!!! gracias por tu gran aporte!

Yola dijo...

Como diría una amiga, de la selva su encanto :) definitivamente hay algunas cositas que no me animaría a probar, como los gusanitos, aunque me juren y re juren que son sabrosos... dicen que el gusto por los ojos entra verdad?
Juan no sé si seras papa, pero si lo eres, que pases un lindísimo día :)
Saluditos :)

Cinder dijo...

hay muchos potajes de la selva q he tenido la suerte de probar, algunos otros con los q nunca me atreveria, por mis convicciones peronales, pero muy aparte de todo, la amazonía tiene mucho q ofrecer, sus sabores son muy variados, y los pescados déjame decirte ricos, ricos, saludos

Juan Arellano dijo...

Rogelio: Gracias a tí por esa increíble serie de posts sobre Iquitos.

Yola: si pues, quizás si comiera el suri sin verlo quien sabe, jeje. Gracias x los deseos, la pasé con mis hijas y tmb con mi padre.

Cinder: La variedad de la selva es inagotable, en cuanto a los pescaditos, los pequeños no me agradan mucho, demasiadas espinas. Gracias por la visita.