viernes, noviembre 07, 2008

El Principito - Antoine de Saint-Exupéry

¿Quien no ha leído El Principito en su adolescencia? bueno, no se ahora, pero por lo menos en mi época era muy popular, y la verdad me parece que lo sigue siendo. Yo no recuerdo cómo cayó este libro a mis manos, ¿me lo regalaron? ¿lo compré? ¿me lo prestaron? lo que es seguro es que tenía entre 15 y 18 años y si bien me pareció un poco infantil a la vez no dejó de fascinarme, pues tenía frases muy profundas hechas con una gran simplicidad. Cosa que creo es el gran secreto de este libro. Doble lectura que le dicen.
Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.
Antoine de Saint-Exupéry, el autor, aparentemente se inspiró en un accidente de aviación que tuvo en el Sahara para escribir el libro, aunque ya de antes tenía borradores de la historia. A esto le añadió otros hechos de su vida, transformando todo en una obra distinta a las que anteriormente había escrito, que versaban sobre aventuras de aviación, pero logrando así la obra por la que es recordado a nivel mundial.
Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.
Es interesante leer la biografía de Saint-Exupéry para conocer aquellas experiencias de su vida que el recoje en El Principito. También resulta revelador lo que Consuelo Suncín, la esposa de Saint-Exupéry confesó en su libro "Memorias de la rosa", en el cual dice que ella fue la inspiración para el personaje de La Rosa en el libro.
Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso
Una excelente versión del libro puede ser encontrada para leer on line aquí. Un testimonio de cómo este libro finalmente le gustó a una blogger a la que no le gustaba: acá. Y aunque el intento puede parecer temerario acá les paso algo que encontré: El Principito: último capítulo (apócrifo) . Termino el post con el pasaje favorito del libro de alguien a quien quiero mucho.
-Adiós -le dijo a la flor. Esta no respondió.
-Adiós -repitió el principito.
La flor tosió, pero no porque estuviera resfriada.
-He sido una tonta -le dijo al fin la flor-. Perdóname. Procura ser feliz.
Se sorprendió por la ausencia de reproches y quedó desconcertado, con el globo en la mano, no comprendiendo esta tranquila mansedumbre.

-Sí, yo te quiero -le dijo la flor-, ha sido culpa mía que tú no lo sepas; pero eso no tiene importancia. Y tú has sido tan tonto como yo. Trata de ser feliz. . . Y suelta de una vez ese globo; ya no lo quiero.
-Pero el viento...
-No estoy tan resfriada como para... El aire fresco de la noche me hará bien. Soy una flor.
-Y los animales...
-Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que son muy hermosas. Si no ¿quién vendrá a visitarme? Tú estarás muy lejos. En cuanto a las fieras, no las temo: yo tengo mis garras.
Y le mostraba ingenuamente sus cuatro espinas. Luego añadió:
-Y no prolongues más tu despedida. Puesto que has decidido partir, vete de una vez.
La flor no quería que la viese llorar: era tan orgullosa...

ACTUALIZACIÓN 9-11-08

Hoy me entero vía La Nación que se ha publicado un libro que intenta ser la continuación de El Principito: "El regreso del joven Príncipe" de Alejandro Roemmers.
el libro cuenta el viaje por la Patagonia de un argentino y un adolescente desvalido y hambriento al que recoge, y que resulta ser el Principito crecido, de regreso en la Tierra. Es, sobre todo un recorrido espiritual desde lo cotidiano hacia lo trascendente. Ambos viajan por la estepa sureña, similar al desierto africano al que el Principito llegó la primera vez. A lo largo del viaje, ambos develan los grandes interrogantes de la existencia, aunque el mundo al que vuelve el joven Príncipe es hoy más cruel y egoísta.
Habrá que conseguirlo e intentar su lectura.

4 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

kmi priemre encuentro con El Principito fue en inicia, una niña vino con la novedad que su hermano le regaló el libro que también tenía él y agarró ese estribillo por largo tiempo, tanto que aún lo tengo grabado en la emtne, luego llegó a mis manos claro, aunque de chico asumo que entendi menos de lo que se supone, pero pensándolo bien hace las cosas tan simples!

b612 dijo...

el principito ? me suena, me suena...

todo un blog dedicado a su memoria...

http://b612.name/index.php

Juan Arellano dijo...

b612? m suena... jaja, ese nick lo conozco de hace años, desde otros blogs. Saludos.

José M. Garay dijo...

Excelente post! Simplemente genial! Gracias por compartir o en todo caso, refrescar tan simples pero profundos pensamientos... verdades... que nos ha regalado Saint-Exupéry.

Saludos galileanos!