miércoles, noviembre 19, 2008

De la muerte (y resurrección) de los blogs

Dos veces que me voy topando con este tema, suficiente como para postear cortito acerca de él. Hace unos días publicábamos en Global Voices en Español la traducción de un post titulado China: ¿Están los blogs pasados de moda?. Me llamó la atención lo implícito de la idea ¿Bloguear era sólo una moda? Vaya, las cosas de las que se entera uno, pero sí, ciertamente si uno analiza los blogs mas recientes verá que las motivaciones detrás de la mayoría de nuevos blogs no son las de difundir conocimiento, dar rienda suelta a la creatividad o simplemente expresarse como ser humano, no, veo que lo que abunda es el deseo de hacer dinero con el Adsense, de apalancar una incierta situación profesional o simple figurettismo como decimos acá en Lima. Motivaciones válidas por cierto pero que personalmente no me atraen. Cito una parte de lo que el blogger chino decía sobre porqué los blogs le parecían algo "que ya fue".
Como blogger activo, en los últimos tres años he estado insistiendo en poner al día mi blog, “Maitians's reading life”, de manera regular, casi semanalmente. Adopté el modelo “yo los medios” y seguí escribiendo acerca de la comunidad de Internet y negocios. Este blog me da dado una cierta reputación y un índice de visitas muy alto. Sin embargo, estoy considerando seriamente si debo cerrar este blog. Porque bloguear está pasando de moda.

Ahora siento que las redes sociales, representadas por Facebook, son el exterminador de las redes sociales de blogs, cuando se les evalúa con la función de “medios” e “interactivos”, son mucho más efectivas que un blog. Si decimos que bloguear les da a los cibernautas voces independientes, las redes sociales lograrán la noción de intersubjetividad entre los cibernautas.
Ah la moda, nos hace ver como feo lo que hace tan solo un rato nos encantaba. Y lo mismo sucederá mañana con lo de hoy. No todos nos guiamos por las modas obviamente. Y hay quienes tienen totalmente claro que es lo que quieren y que es lo que hacen. Hernán Casciari es uno de ellos, y además te lo dice con humor, socarronamente. Ayer en Periodismo Ciudadano leí esta nota sobre una charla de Hernán en la que, muy a su estilo nos habla de la muerte de los blogs. Cito una parte que me parece pertinente:
Hace ya bastante tiempo creí descubrir que la primera gran división entre los usuarios que utilizan la herramienta blog es la siguiente: por un lado, había personas que utilizaban la herramienta llamada blog por una razón puntual (la necesidad es anterior a la emergencia); y por el otro lado, había personas que poseían un blog pero todavía no sabían para qué lo necesitaban (la emergencia, anterior a la necesidad).

En el primer grupo (el minoritario) siempre fue un error conceptual llamar a estos usuarios "bloggers". Se llaman, cada uno, del modo que se llamaban antes de utilizar un blog: poetas, informáticos, estudiantes, periodistas, estudiantes de periodismo, fotógrafos, retocadores de fotografías, columnistas, monologuistas, narradores, arquitectos, novelistas, humoristas gráficos, etcétera.

En el segundo grupo (que hasta ayer era el mayoritario) sí hacía falta una definición. Y entonces "blogueros", o "bloggers", pudo ser una de ellas. Se trataba de personas que utilizan las herramientas porque existen las herramientas. Ya después verían qué hacer con ellas. Como ocurre ahora con otras modas.
La charla completa de Hernán la pueden leer acá, y no tiene desperdicio. Quizás no estemos de acuerdo en una o dos cosas de las que plantea, pero si en lo importante. Cabe indicar también que varios de los conceptos que maneja sobre los blogs ya los había manifestado claramente en esta entrevista que le hice a Casciari en el 2005, algunas ideas han variado o evolucionado si se quiere, pero en el fondo se mantiene lo mismo. Los dejo con otra cita a modo de conclusión.
entre todos haremos el velatorio del blog, el duelo del blog. Festejaremos su muerte mediática y su nacimiento real. ... Apuesto a la muerte de la herramienta en manos de revolucionarios, y de fenómenos, y de la manipulación de los modernitos sin oficio conocido. Apuesto a la normalización y a la costumbre. Apuesto a que, una vez desaparecido el san benito de la revolución, el formato surgirá con tanta fuerza que será invisible, útil y cotidiano. Apuesto a que entonces sí, por fin, prevalecerá el talento.
El tema por supuesto tiene muchas mas aristas de las que yo comento acá. Pueden informarse en estos otros posts sobre el asunto:

¿La muerte de los blogs? Conversación distribuida, reflexión centralizada
Sobre Technorati y la muerte de los blogs
10 mitos sobre ‘la muerte de los blogs’
Entierro prematuro

5 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

tú que ya tienes tieeempo en esto de los blogs, sabes que hay bloggers dde corazón y los que llegan a esto, porque está IN, por que reciben un sueldo por "blogguear", porque la universidad al entrar les da para tener blog, etc, etc, etc.
Es de esperarse que gente sin real motivación abandone algo que en realidad nunca les llamó la atención de verdad

Juan Arellano dijo...

Efectivamente Dino, tu lo has dicho. Un abrazo.

José M. Garay dijo...

De acuerdo con todo lo expuesto por ti, maestro. Aunque a veces pienso si no estaremos tratando de "tapar el sol con un dedo"... En todo caso, pienso que las redes sociales tienen un objetivo distinto. En los blogs sin embargo, se siento algo más místico que no sé describir...

En todo caso, sigamos con lo nuestro y a bloggear hasta la muerte!

:)

Saludos desde Magdalena del Mar!

Galileus.

schatz67 dijo...

Hola Juan,

He dejado mi blog algo abandonado hace un tiempo pero era una opción absolutamente personal,de eso trata esa libertad,de ejercerla expresandote cuando lo consideres necesario.

Las declaraciones grandilocuentes de despedida me saben algo mamarrachientas,como si 15 minutos de fama local mereciesen una puñetera lágrima.

Un abrazo

Schatz

Gabriela dijo...

Después de leer tu post se me quedó una idea: ¿crees que Facebook y sus similares pueden realmente desplazar a los blogs?
Soy de las personas (debemos ser pocos) que considera Facebook y similares como el afán de figuretismo, como mostrarte en una vitrina para que los demás te vean y te digan "qué lind@ está tu hij@", o halagos por el estilo (OJO: respeto a los que si están en FB y que tienen una opinión diferente a la mía).
Tengo un blog desde hace un año, por ahora no pienso dejarlo. ¿Qué pensaré dentro de un tiempo? Dentro de un tiempo lo sabré. Por ahora, espero que las redes sociales no terminen tragándose a los blogs.