Ultimamente el presidente boliviano Evo Morales no anda en buenas relaciones con su homólogo peruano Alan García, ni con el Perú en general. Al impasse sucedido por el asilo a los ex ministros bolivianos se suman ahora unas recientes declaraciones de Evo sobre el tema de la demanda peruana ante La Haya en cuanto a los límites marítimos con Chile, insinuando que Perú ha hecho esta demanda para impedir que Bolivia pueda conseguir su ansiada salida al Oceano Pacífico. Los bloggers no han demorado en dar su opinión.

Luis Alberto Chávez desde el blog Polithika postea Evo Morales escala posición antiperuana donde aparte de dar su opinión sobre Evo publica unos extractos de la entrevista al presidente Boliviano.
Sumiso ante Chile y provocador con el Perú. Así se muestra Evo Morales en la entrevista ofrecida al diario chileno La Tercera. No opina sobre coyuntura política chilena, se expresa con amabilidad cuando recuerda sus primeros tratos con el Presidente Lagos y la agenda de 13 puntos que mantiene con el país del sur. Con el Perú, en cambio, se va de boca. Se encona. Llega al extremo de decir que tiene información de que nuestro país perderá en la demanda por establecer el límite marítimo planteado ante La Haya. Alucinante. Evo está en el mejor momento de su relación con Chile y al mismo tiempo en el peor con el nuestro, traicionando lo que ha sido siempre el comportamiento del pueblo boliviano.
César Reyna en el blog Reserva Moral nos dice Bolivia: interpretando a Evo Morales donde trata de encontrar las razones detrás de la mencionada declaración:
Si opinó provocativamente fue para crear un incidente que justifique la ruptura de relaciones diplomáticas (al buscar la reacción de las autoridades peruanas). Culpar a Perú de que sus acciones legales obstaculizan las aspiraciones bolivianas de obtener salida al mar también le sirve para transmitirle a su electorado que las negociaciones con Chile se han estancado por motivos ajenos a su gestión. Ambas lecturas de la situación son válidas porque el mandatario altiplánico mencionó que su país podría romper relaciones con el nuestro a raíz de la concesión de asilo a tres ex funcionarios del Gobierno de Sánchez de Losada. Evo ha calculado cada una de sus palabras -aunque no lo parezca- ya que después de retirar a su embajador en Lima el siguiente paso sería desmembrar a la CAN (Comunidad Andina de Naciones).
En El blog de Que Tal Raza postean Evo quiere ir a La Haya donde se enfocan en anteriores declaraciones de Evo relacionadas con el tema de los ex ministros bolivianos asilados en el Perú:
Quiere demandar al Perú ante La Haya por conceder asilo a ex ministros. El anuncio del presidente de Bolivia, Evo Morales, sobre una eventual demanda contra el Perú ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, para revertir el asilo concedido a los tres ex ministros bolivianos del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, es considerado “una posición de ignorancia” por parte de expertos y autoridades peruanas, quienes señalan que de concretarse dicha querella el mandatario boliviano hará un “papelón internacional”.
Finalmente el blog Renatto Real Politik en su post Evo Morales dice que Perú perderá en la Corte de la Haya no cree que la opinión de Evo sobre el Perú sea compartida por el pueblo boliviano:
Me causa bastante extraneza que Evo Morales sea tan “amistoso” con los chilenos. Yo no se… pero, ¿Por qué tanto afin con el pueblo sureño? Esta claro que la ambición de todo gobernante boliviano, post “Guerra del Pacifico” quizo, a todo costa, recuperar la salida al mar. ¿Qué dirán los bolivianos? No, realmente no creo que los bolivianos compartan el sentimiento “antiperuano” de Evo Morales.
Para mayor información leer el post Evo Morales ahora se viste de "Pitoniso" y afirma que: "Perú sabe que perderá en La Haya". del blog La Página de Guillermo Tejada Dapuetto donde se ha recopilado diversos artículos periodísticos sobre este asunto. También el post de Silvio Rendón en Gran Combo Club donde brinda enlaces a anteriores posts en los que analiza la complicada relación entre Perú, Chile y Bolivia. Por ahora todavía es prematuro saber hasta donde llegarán las consecuencias de las declaraciones mencionadas, pero oficialmente tanto Perú como Chile se han mantenido cautos al respecto, una actitud muy recomendable por cierto.

La imagen de este post ha sido obtenida de la web de Revista Legal Lex.

4 comentarios:

Gabriela dijo...

Modestamente, tampoco creo que el pueblo boliviano, en su mayoría, comparta la opinión de su presidente.
Apoyo la decisión del gobierno peruano de no contestar estas últimas y lamentables afirmaciones de Morales.

Ruben Hilari dijo...

En Bolivia si la mayoria tuvieramos acceso a la informacion de todo tipo. Nuestro presidente seria Evo seria mas que un heroe. Asi como en todos los paises, especialmente en latinoamerica, hay un grupillo pequeno que no siempre esta hablando en contra de los presidentes que verdaderamente hacen por su pueblo.
VIVA BOLIVIA, VIVA PERU.

Renatto dijo...

Los bolivianos son nuestros hermanos de padre y madre, como bien dijo el premier Yehude Simon. Romper un lazo de amistad histórica es bastante difícil, y Evo Morales lo único que hace es “comprar mercenarios políticos”. El día que deje de recibir las cuantiosas ayudas de Hugo Chávez, ese día su popularidad caerá por los suelos.

El manejo macroeconómico no funcionará en el largo plazo, y la historia se ha encargado de demostrárnoslo. Hugo Chávez tampoco podrá mantener a todos sus amiguitos, y ya sea por las turbulencias económicas o el derrumbe de su economía, los que ahora son sus aliados serán - en un futuro muy cercano - perfectos desconocidos.

La OPEP necesitó recortar su producción para poder regularizar el precio del petróleo. Empero, los países industrializados buscan cambiar al petróleo por combustibles amigables con el medio ambiente 8lease etanol). ¿Qué hará Venezuela como país monoexportador? ¿Acaso mandar a los chinos a que se instalen en su país para que produzcan tecnología?

Un saludo.

Luis Cubas P dijo...

Ex General peruano sería nexo entre Evo Morales y Ollanta Humala

En su última edición el diario venezolano opositor “El Nuevo País”, crítico con el autoritario gobierno de Hugo Chavez Frías, reveló otro nuevo tentá!@#$% en la intromisión del “Socialismo del siglo XXI” y la agenda personal de Chávez en los asuntos internos de varios países de Latinoamérica.
Según el mencionado diario, existiría una importante financiación de políticos peruanos afines a la ideología venezolana que se estarían empleando en acciones de desestabilización del país. Debido a la mala experiencia del escándalo de los maletines con dinero enviados en las campañas presidencial argentinas, esta vez se utilizaría la triangulación del gobierno de La Paz teniendo la seguridad que Evo Morales es un incondicional de Chávez, en parte a que ello es lo que lo mantiene en el poder. Para la intermediación entre Evo Morales y el candidato nacionalista Ollanta Humala estaría utilizando al ex general Gustavo Bobbio Rosas, elemento muy cercano al movimiento de los Humala y que además fuentes de inteligencia del ejército peruano comentan que estos últimos años ha venido incitando a plegar a las fuerzas armadas al movimiento nacionalista, particularmente a los oficiales jóvenes del ejército que no conocieron los escandalosos episodios de corrupción en los años 90.
El ex general Gustavo Bobbio Rosas fue durante la dictadura de Alberto Fujimori (1990-2001) mano derecha del general Nicolás de Bari Hermoza Ríos, el cual es recordado junto al tenebroso asesor presidencial Vladimiro Montesinos Torres como los artífices de los casos de corrupción más sonados de ese país latinoamericano (hoy ambos, Hermoza Ríos y Montesinos Torres, purgan largas condenas por apropiación de fondos del Ministerio de Defensa, además de varios juicios por violaciones de derechos humanos).
Luego de la caída de Fujimori y de un gobierno de transición asumió el mando del país en medio de unas elecciones democráticas Alejandro Toledo, que como primera medida dispuso la depuración de la nefasta cúpula militar que sostenía a Fujimori, plagada de denuncias por corrupción. Así en el 2003 el ex general Gustavo Bobbio Rosas fue separado de su cargo y pasado al retiro por sus conocidos antecedentes. Ese mismo año se convierte en un seguidor incondicional de Antauro Humala en sus prédicas violentistas de un nacionalismo extremo basado en el enaltecimiento de la raza andina y cuyo principal argumento es el odio a los chilenos. La prensa de aquella época ya sindicaba a Bobbio Rosas como el lugarteniente de los Humala.
A fines de 2004 Perú se ve conmocionado por un violento alzamiento armado en la ciudad andina de Andahuaylas que dejó un saldo de cuatro policías peruanos asesinados y otro importante número de heridos. Luego de tres días las fuerzas de seguridad peruanas retoman el control de la ciudad capturando a los subversivos, entre ellos a Fernando Bobbio Rosas, hermano del general Bobbio y otro entusiasta predicador de la violencia, y que ahora se encuentra purgando prisión por homicidio.
Al parecer las continuas asonadas en el interior del Perú que estos últimos meses mantienen al país en vilo no son casuales, particularmente en la selva y en la frontera sur, donde las autoridades regionales quieren declarar la separación territorial y están bajo una importante campaña de desestabilización del gobierno central, cuyos hilos parten desde Caracas y La Paz. Sólo así se explican las inmensas cantidades de dinero que se mueven en las filas de los “nacionalistas” de Ollanta Humala para sus campañas y los gastos de su entorno; que el candidato presidencial y su esposa Nadine Heredia jamás han podido explicar.
Con estos antecedentes es difícil prever la continuidad democrática del gobierno peruano, constantemente en jaque, esta vez por una explosiva mezcla de intereses foráneos, dinero negro, elementos violentistas y del núcleo duro de la corrupción de la época de Fujimori. CBV/emg.