sábado, julio 05, 2008

Reflexiones al vuelo

Aprovecho que el dia soleado del que gozamos hoy (4 de julio) en Praga se ha transformado en una tarde atronadoramente lluviosa, para brevemente compartir algunos pensamientos. En primer lugar declarar mi inexperiencia en muchas cosas y agradecer la compania de Jorge y Luis Carlos, sin ellos este pequeno trip luego del GV Summit hubiera sido impensable. A pesar que no la hago tan mal con el inglés, en esta parte de Europa su uso no esta tan extendido como cabría haber pensado, y de hecho pensé, pero claro, esto es lo que se conoce como Europa del Este, de antigua influencia soviética y salvo Praga, en las otras ciudades te encuentras con negocios y servicios atendidos por personas que no hablan nada de la lengua "imperialista". Sin embargo hay señas cuyo uso es universal y con un poco de paciencia e ingenio se puede lograr hacerse entender.

En lo de cosas hechas por primera vez... pues varias, nunca antes me había movilizado por una ciudad usando el metro, y tanto Budapest como Praga tienen dicho servicio. Tampoco habia viajado en buses a los que para subir se tiene que comprar previamente un ticket en maquinas expendedoras a moneditas... que al final no vi a nadie chequear. Ya imagino un sistema asi funcionando en el Peru, quiebra asegurada por nuestra tan conocida viveza criolla. Nunca antes habia caminado por calles tan antiguas como las de Praga, casi mil años de historia a mis pies. Claro, no cuento las ruinas peruanas por las que he paseado porque hablo de ciudades aun habitadas, y en el caso del Cuzco pues si bien su historia se puede trazar mas de un milenio atras, sus calles propiamente dichas no creo que sean de mas antes que el año 1200, mientras que Praga tiene construcciones en uso que datan de esa fecha, por lo que la ciudad es mucho mas antigua obviamente.

Otra cosa en la que he estado reflexionando es en las diferencias de vida y costumbres entre ciudades tan cosmopolitas y modernas como Praga y las pequeñas y a veces "pintorescas" como Iquitos, la ciudad donde vivo. Lo primero que se me viene a la mente es la valentía de los inmigrantes peruanos repartidos en esta parte del mundo, y aunque no he encontrado ningun peruano aca, en Budapest conoci a un ecuatoriano que lleva ya muchos años viviendo alli y a un colombiano con apenas 4 meses de estadia. En Bratislava, una ciudad pequeña comparada con las otras dos que he visitado, la presencia de gente latina era practicamente nula, y la verdad, se siente raro. No es que haya sufrido ataques de racismo o algo por el estilo, sino que a veces las miradas de curiosidad o extrañeza son evidentes, pero mas es la propia sensación de no pertenencia, lo que por cierto hace valorar mucho mas lo que tenemos diariamente en nuestro lugar donde vivimos.

Por otro lado, aun tengo en mis oidos resonando las inflexiones de mas de 30 idiomas, la reunión de Global Voices fue una experiencia absolutamente multicultural y enriquecedora, y debo confesar que por primera vez en mi vida senti que el castellano, el idioma que siempre he usado y en el que tenia una confianza natural para poder expresarme y hacerme entender, me falló. Es raro, uno sabe que hay cientos de idiomas en el mundo, que hay gente que si lo hablas no te entendera ni papa, pero otra cosa es experimentarlo. Literalmente quedé mareado por la profusion de lenguas, dejos y tonos. En un momento a mis amigos latinoamericanos les hablaba en inglés y a los asiáticos o africanos queria hablarles en castellano, claro, me corregía de inmediato, pero lo digo para que tengan una idea de como me sentía. Ahora tengo un dejo porteño-caribeño que ni se imaginan, y aun me dura lo de empezar una frase en inglés y cambiar a la mitad de la misma al castellano.

La reunión y el viaje tambien me han permitido tener algunas experiencias gastronómicas por vez primera. Probar comida turca, bocaditos caribeños, ron africano, cervezas desconocidas, Coca con Fernet. Como cosas adicionales podria decir que es la primera vez que blogueo desde otro pais que no sea el mio, que primera vez que viajo en tren por diferentes paises, y en fin, debe haber tantas cosas que ya ni siquiera recuerdo que solo se puede decir que la experiencia es muy amplia y enriquecedora.

Realmente esta parte del mundo es muy bella y moderna, particularmente Praga es de lo mas cosmopolita y hermoso que he visto, pero, me disculparan, y es que sin embargo para mi no hay nada mas bello que las ciudades de mi pais, con su pobreza y atraso, y sobre todo, la gente que amo. Y bueno, mañana enrumbo a Budapest de nuevo, me esperan 8 horas de viaje en tren asi que la corto aca.

8 comentarios:

Adso dijo...

Llegas con una maleta cargada de experiencia, en buena hora, sería bueno que contaras como así lo de Global Voices y como así el summit.

Nos leemos.

Peregrino

Ernesto dijo...

Buena la experiencia, como solo me he movido en lugares "occidentales" el ingles ha sido mi llave para moverme, pero no me imagino en una situacion como la que comentas....
Con respecto al transporte... todo es relativo, en Madrid, Paris y Londres hay torniquetes o puertas en el metro, y en los buses solo puedes subir por el lado del conductor que debe ver como validas tu ticket, en Viena no hay torniquetes pero si debes validar tu ticket, luego se supone que vienen a revisar, nunca lo vi, pero si en un bus en Rimini donde a uno que se las quiso dar de vivo le colocaron su rica multa, creo que deberiamos preguntar por como se las han ingeniado en Bogota y tal vez en Santiago solo que en este caso han hecho un lio con lo de las rutas.....

TonNet dijo...

Wow! Te encontraste con un ecuatoriano? Eso si esta de destacar.

Hombre, eso es bueno, salir de donde uno siempre ha estado y sentir que uno solo es granito de energia en el cosmos!

Gracias por compartir tus experiencias.

Catirestrepo dijo...

Que entrada tan encantadora...

Me da envidia de la buena cuando leo que se fueron hasta Praga.

Saludos desde Colombia.

http://catirestrepo.wordpress.com

Gabriela dijo...

Me alegro de que el viaje a Praga valiera la pena. Ya estando ahi, hubiera sido un desperdicio no aprovechar la cercania.
Que tengas buen viaje de regrteso.

Caramelo de Uva dijo...

El ser humano se puede adaptar a cualquier tipo de situacion, lo malo es cuando uno llega aun lugar y querer imponer sus costumbres, ahi es cuando uno falla.

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Estoy maravillada con lo que contó Caty y lo que leo en tu espacio, No conozco praga, la he visto en pelis nada más, gracias por compartir esos momentos aquí. Me sonrío porque mencionaste que había un Colombiano porque me recuerda una frase de alguien que dice que en todo lugar del mundo siempre encontrarás un Colombiano.

Un abrazo desde mi alma!

Dinorider d'Andoandor dijo...

qué enriquecedoras experiencias, waw! otro mundo