sábado, agosto 12, 2006

Dios es peruano. Daniel Titinger.


Debo haber oido esa frase desde antes de tener uso de razón, me causaba gracia cada vez que la escuchaba, ¿No que era judío? pensaba. Con los años me di cuenta que en otros paises dicen lo mismo, algo así como que cada uno se considera el pueblo elegido, lo de siempre pues, y como de mesianismos ya he tenido bastante... la frasesita dejó de caerme en gracia. Sin embargo Daniel Titinger retoma el dicho y lo hace el título de su reciente libro: Dios es peruano. Historias reales para creer en un país. Daniel es uno de los editores de la revista Etiqueta Negra y cada que me topado con una de sus crónicas o artículos me ha resultado interesante leerlos, asi que no dudo que pronto me haré de este libro. Por lo pronto los medios se han ocupado de él y ha concedido varias entrevistas. Esto es lo que dice:

La Primera: “Me siento peruano más allá del pisco y el cebiche”. ¿De dónde surge la idea del proyecto? A partir de cómo nos identificamos con ciertos productos, cómo precisamos de tonteras, cosas banales, para sentirnos peruanos. Como el pisco... Como el pisco, y también, por ende, Chile.

El Comercio: Porque Dios es peruano. ¿Qué de malo ves en el sentido de aferrarse a un símbolo? Es una especie de engaño, por diferentes cosas. A mí no me parece mal que el pisco se haya puesto de moda. Ahora hay campañas por la copa del pisco, por la receta perfecta del pisco sour. Eso me parece genial. Pero creo que el engaño va por el lado de sentirse más peruanos por cosas así. Es decir: a mí no me hace más ni menos peruano que el cajón ahora sea usado para la música flamenca. No me hace más peruano que tengamos el río más largo, la montaña más alta. Yo, al menos, me siento peruano más allá de todo eso. Mucha gente que hace propaganda por el pisco y lo alaba, no toma pisco. Le parece un trago impasable.

La República”: Daniel Titinger: Recién me comienzan a llamar “autor”. ¿Hubo algo que no dijiste en la presentación de tu libro? Martín Caparrós me dijo que la figura de "Dios es peruano" no era novedad, que él había crecido en Argentina oyendo que "Dios es argentino". Busqué en Google "Dios es peruano": 125 links. "Dios es chileno": 84, aunque había resultados mezclados. Luego "Dios es argentino" y se me cayó el mundo: 19,100. Con Bolivia algo anda mal : solo 2. ¿Lay Fung merecería una crónica? No. Para mí Lay Fung sería una oportunidad para hablar de la inseguridad que nos está destrozando en Latinoamérica. Lay Fung es una cosa tan ridícula que se puede explicar el país a partir de él. Y eso es lo increíble, que es posible.

Aquí una crónica de Daniel para que conozcan su estilo: Intuir la realidad (que a veces se disfraza). Las gracias a Daniel Hurtado de Perubookstore por la imagen de la carátula del libro. La foto de Daniel Titinger fue sacada de la web de Etiqueta Negra.


Technorati tags: , , ,

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Leí el libro hace en una semana y me pareció super entretenido, de veras lo recomiendo. Lo que más me gusto fue el capítulo dedicado al ceviche. CON MUCHO LIMÓN!!!!!!!

Juan Pablo Barrenechea

Angelita dijo...

Sin duda el libro es una crítica a nuestro nacionalismo, a veces exagerado, lo exageramos cada vez que sentimos que algo se aleja de nustro país y se vuelve de otro. Es entonces cuando peleamos, lástima que sea por el cebiche o por la Inca Kola que ahora, como dice el libro, le pertenece al mounstro de Coca Cola.