miércoles, junio 18, 2008

El fútbol peruano en un pésimo momento

Luego de la derrota de anoche de la selección peruana por 6 a 0 ante la selección de Uruguay en partido válido para las eliminatorias al mundial de Sudáfrica 2010, todo el mundo está de acuerdo en algo: se necesita un cambio total en todo el sistema, es decir, desde los dirigentes hasta los jugadores que recién empiezan. Es lo que se oye en cualquier conversación, en los taxis, en la calle, en las oficinas, etc. Una nota del diario El Comercio da los antecentes para esta nueva derrota:

Si todo el país sintió vergüenza hace dos semanas luego de la goleada (4-0) ante México en Chicago. Si antes, en la cuarta fecha de las Eliminatorias Ecuador nos despidió de Quito con una paliza de 5-1, entendemos la bronca que el hincha debe sentir luego del papelón de esta tarde-noche.

Y no solo por la goleada de 6-0, a todas luces merecida en favor de Uruguay, lo peor es que tras el tercer tanto de Forlán se notó una blanquirroja entregada, servida para que la sigan pisoteando.

Si ante Colombia se resaltó la recuperación de la actitud en los jugadores, parece que en Lima se quedó todo el temple, toda la fibra. Si es que ahora se puede sostener que el Perú la tuvo hace cinco días, o solo fue un espejismo. Más aun luego de ver el grosero papelón de hoy.

Los bloggers, se dediquen normalmente a escribir sobre fútbol o no, han estado posteando desde anoche mismo sus pareceres, opiniones, anécdotas, y sí, desfogando sus broncas también:

JLE de Perú Campeón resume muy bien el sentimiento generalizado en su post La noche que murió el fútbol peruano (Uruguay 6 - Perú 0):

Gracias a la dirigencia del fútbol nacional por tener clubes que en la práctica que son sólo once camisetas, sin socios, sin divisiones inferiores, sin sedes ni canchas por entrenar. Gracias por enseñarnos a no respetar la palabra empeñada y así acumular cuantiosas deudas a jugadores, entrenadores y también al estado.

Gracias a los técnicos nacionales como Franco Navarro, Julio César Uribe y José “Chemo” del Solar, por demostrarnos que uno puede ser peor que el anterior, por conformar equipos desbalanceados, sin ningún orden ni táctica. Gracias a los técnicos foráneos como Vladimir Popovic, Francisco “Pacho” Maturana y Paulo Autuori por llevarse fácil el dinero de jugosos contratos sin haber sido capaces de hacer escuela en nuestro país.

Gracias a los jugadores que se ponen la camiseta blanquirroja, por demostrarnos en cada partido que se puede jugar 90 minutos sin sudar, sin correr y sin marcar. Gracias por pensar primero en los jugosos premios y después en regalarle una alegría a la sufrida afición. Gracias tambien por venir de Europa y otras partes del mundo a visitar a la familia, amigos y hasta las trampas; eso sí porque a jugar y entregarse por el Equipo de Todos no vienen.

Gracias a todos por acabar con el fútbol peruano.

Librano, en su blog Hablemos de Fútbol escribe como hincha lo que sintió en el estadio Centenario de Montevideo al ver perder a la blanquiroja. Aquí una parte de su post Crónica de un desastre anunciado:

Es el comienzo del fin, quiero irme de allí, pero algo mas fuerte que mis ganas hacen que recoja mi banderita bicolor para volver a sentarme en la grada, algunas lágrimas contenidas humedecen mis mejillas, aprieto los dientes y estoicamente miro como una y otra vez la furia celeste, se ensaña contra mi pesadumbre, uno a uno le va haciendo trizas a mi ilusión y en silencio, he terminado pidiendo piedad para este desastre que me deteriora el espíritu.

Kike Bravo en su post La selección hace historia...! vuelca toda su ira contra el entrenador de la selección peruana, Chemo del Solar:

Del Solar ha vuelto a marcar con su equipo de náufragos un hito histórico, es la primera vez que recibimos tan contundente marcador; en eliminatorias pasadas -con “Chemo” en la cancha en Asunción- nos samaquearon con un 5 a 1 en esa ocasión el gran “Chemo” hizo hasta un autogol; esta vez se inscribió en la historia con un 6 a cero inapelable.
El fútbol peruano es previsible, aburre, es malísimo, y la selección es reflejo directo de la impresionante incapacidad para hacer siempre todo mal.

Mire mi estimado “Chemo”, normalmente un entrenador-tengo la sensación de no acertar con tu cargo al ponerte tal distinción- después de una derrota tan humillante no se defiende argumentando tonterías; pone en primera y sin mucho que discutir, su cargo a disposición; mi estimado “Chemo”, después de esto no te queda más que renunciar, pero si no lo hiciste cuando tus jugadores borrachosos armaron el bacanal en el hotel, pues menos lo harás ahora.

Enrique León, desde el blog La Jaula de León, va también contra el Chemo en su post Ya vete, Chemo:

hoy he pensado mucho en el actual seleccionador del equipo peruano. He pensado en los 25 mil dólares que gana mensualmente y en el resultado de los 3 últimos partidos en los que ha demostrado toda su sapiencia táctica de estratega futbolístico: empatamos a 0 con España, perdimos 0-2 con México y ayer, en Uruguay, nos golearon 0-6. Y seguramente habrá más de un responsable de la actual catástrofe futbolística peruana. Sin duda. Dirigentes y jugadores, entre ellos. Pero los más sociológicos, analíticos y grandilocuentes dirán que el fútbol es el reflejo de una sociedad, de un pueblo, de un país y, como el Perú nunca ha ganado nada, ahí el resultado. Yo no lo creo. A mí ellos no me representan ni son mi reflejo. No me creo un ganador, pero tampoco un estúpido.

No veo jugar al equipo de fútbol peruano en un mundial desde España 82. Y ya pasaron 6. Cuando lo recuerdo me parece un sueño. Pero es una realidad. Como lo es el hecho de que cada vez nos alejamos más de Sudáfrica 2010. Por eso y por mucho más, a lo Julio Iglesias, ya vete Chemo.

Carlos Wertheman de Invazor C!!! encuentra otros culpables de esta debacle futbolística en su post otra vez, al fondo.:

El público es culpable de esta situación, del mismo modo que los electores somos culpables de tener un congreso lleno de bufones y a un oligofrenico adicto al litio en palacio. Un público conciente empujaria el cambio, se negaria a ir al estadio a ver a la seleccion, no sintonizaria los partidos ni por radio, le daria donde les duele, sin ingresos por publicidad, sin ranking, la selección, bueno… la Federación languideceria, seria incapaz de sostenerse y se veria obligada a transformarse para sobrevivir. Quiza - y solo quiza - terminarian eligiendo algo radical, algo como contratar a un técnico de nivel (bora milutinovic? leo beenhakker? a estas alturas del partido no podemos aceptar nada menos. Chemo es un desastre, Uribe es un pésimo, realmente pésimo chiste, a Ternero no lo contrararia ni para entrenar al equipo de ebrios de mi barrio y bueno…. no hay modo que un técnico de nivel medio nos saque de este pozo. Necesitamos a uno grande, realmente grande y decirle que se olvide de este mundial, incluso del siguiente, y que piense en el que sigue y comience a dirigir un proceso desde menores, para algun dia tener una selección medianamente decente.

César Terán, que lleva el blog LA BUHARDILLA. Visiones del Perú y el Mundo, narra en su post Niños, Fútbol y Peruanidad una anécdota que vivió anoche mientras veía por la tv el partido:

Y vino el tercer gol, el cuarto, el quinto...Frank, un niño de 12 años edad, hijo del dueño del restaurante, sobresaliente estudiante en su colegio, hincha de la U e integrante de las divisiones de menores del Cristal, no soportó más.

Se puso de pie, las lágrimas pugnaban por desbordar su tierna y diáfana mirada. Antes de salir a la calle, inconsolable, protestó con inefable acento:

-Por sí acaso… ¡Desde ahora no soy peruano!

“Señor” Manuel Burga, señorones cómplices de la FPP y del Instituto Peruano del Deporte, ¿se dan ustedes cuenta del daño inmenso que están haciendo a nuestros niños y adolescentes?. Ustedes están contribuyendo criminalmente, al igual que poderosos grupos financieros y políticos, a cultivar en nuestros futuros ciudadanos una cultura derrotista, acomplejada y frustrada..

Karina Miranda del blog Hutku, nos da su opinión como no aficionada, como simple peruana en el exterior que también ve la verguenza en el rostro de los compatriotas. Aquí un extracto de su post ¿Por qué no me gusta el fútbol?:

Cada vez que pasan estas cosas, más que vergüenza, siento pena. Sobre todo, por quienes por alguna razón tienen esperanzas en el equipo, por los que están super pendientes de cada partido, sacando cálculos, yendo al estadio. Yo no sé nada de fútbol y por lo tanto, no puedo opinar. Sin embargo, al final de la noche, me quedé con una sensación desagradable, pensé que hubiera sido mejor no ver el partido y me reafirmé en que definitivamente, no me gusta el fútbol.

Finalmente indicar la noticia que la selección fue recibida en el aeropuerto de Lima con pifias, insultos e incluso huevos podridos.

3 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

el fútbol peruano está peor que palo de gallinero

Adso dijo...

Es que el problema no es el futbol, somos nosotros por darle importancia a algo que no es trascendente en nuestras vidas.... sino díganme cual es el efecto real de esa derrota en su día a día.

Nos leemos.

peregrino

Tracey Walter dijo...

Es una anténtica lástima que el fútbol peruano no levante cabeza. Veo a vuestro país futbolístico sepultado muy profundo. ¿Y dónde están los dirigentes? Deberían darles el mismo trato de Abimael Guzmán. Es decir, mandarlos a un socavón, incomunicados totalmente, ponerles su uniforme a rayas, pero antes, ojo, darles unas cuantas -¡unas cien por lo menos!- patadas en el culo, para que aprendan. ¿Os parece?