lunes, abril 25, 2005

Magnetismo blogosférico

Todos mas o menos recuerdan qué son los campos magnéticos, algo relacionado con polos, atracción, imanes y electricidad; bueno, la fuerza magnética es básicamente un fuerza entre corrientes eléctricas, o así leí por ahí. Unos menos recordarán que André Breton, el padre del surrealismo escribió un poemario llamado Los Campos Magnéticos. Pero esto último no viene tanto al caso. De lo que quiero comentar es de cómo ciertas cosas nos llevan a otras, sin que uno se de cuenta, inadvertidamente.

Reflexionaba no hace mucho mientras visitaba blogs para elegir posts para la sección de posts recomendados de Blogsperu, en la cantidad de comentarios que consiguen algunos posts, y a veces, todos los posts de algunos blogs, siendo posts que quien escribe esto ni siquiera anónimamente publicaría, pero claro, quién no quisiera tener una audiencia asegurada, y cantidad de gente comentando lo que uno, cual profeta dice, pero tambien me di cuenta por lo que iba leyendo, que incluso esos comentaristas no eran los que quisiera para mi blog, vamos, sin menospreciar a nadie, si alguien va a hacer alguna broma tonta con respecto a lo posteado, pues que me la diga en persona o por el MSN, nos reimos y ya, hacerla por escrito como que le añade una permanencia que no debería tener. Tampoco se trata de que uno crea que el blog propio es lo máximo, pero siempre se espera comentarios de gente que tome en serio lo que uno dice, sea para mostrar su acuerdo o su desacuerdo, caso contrario, es preferible el silencio.

Bueno, no mucho después de andar divagando sobre esas cosas encontré esto: se sabe que la cantidad atenta contra la calidad, y no va a ser la blogosfera una excepción de la regla. Un medio hiperdemocrático se basa necesariamente en la estandarización, no en la calidad, y aunque en alguna parte hay un lector garantizado para casi cualquier tontería, existe la tendencia a que grupos de lectores-comentaristas-blogueros (entendiendo que todos nosotros somos cada una de estas cosas y todas, a la vez) se sientan atraídos hacia nichos de calidad específicos. Dicho más sencillo: hay quienes bloguean muy bien, y en relación a su audiencia funcionan como campos magnéticos, aglomeran a su alrededor a gente que atrae a más gente que atrae a más gente. Y así. ... Si un blog ejerce magnetismo hacia mí, ¿no ejercerán un magnetismo similar los contenidos que lee el autor de ese blog?

El párrafo citado esta extraido del post Campos magnéticos en la blogosfera del blog Jorge Letralia, e inmediatamente me hizo recordar lo pensado días antes. El asunto es sencillo y nada novedoso, cada quien lee aquello con lo que más se identifica o más le gusta, y en base a eso se va produciendo una criba de lectores. Probablemente el proceso no tenga fín, pues hay quienes con el tiempo van evolucionando en sus gustos o necesidades, y esto produce cambios en los objetos de lectura. Y no se trata de volverse clasista o elitista, si no que cada uno tiene su público. El asunto es que a veces a algunos blogs les resulta difícil encontrar su público, y supongo lo contrario se da también, hay lectores que aún están buscando blogs donde encontrar el tipo específico de lecturas e ideas que quieren. Y esto es interesante pues es lo que diferencia a los blogs de los medios tradicionales, una abrumadora variedad y diversidad, con el añadido que el flujo de información no es unidireccional sino bidireccional. Aquí mas bien el problema es como llegar a la información que uno necesita. Se dice que para el fin de año habrá como 50 millones de blogs ¿Vendran todos con su lector bajo el brazo? Como dice un antiguo dicho, para todo roto hay una descosida, es cuestión de esperar y tener paciencia.

Mientras tanto procupemonos tan sólo de la calidad y sinceridad de lo que publicamos, y dejemos a los campos magnéticos trabajar en la tarea de conseguirnos lectores (claro que un poco de marketing tampoco viene mal). Por ejemplo, Jorge Letralia tiene un nuevo lector, ¿Cómo llegue ahí? ni siquiera por otro blog, nadie me lo recomendó, tan sólo buscaba información adicional para un post anterior, pero me animé a leer más, ésto pues ... ¿No es una prueba de que existen realmente los campos magnéticos en la blogósfera? (¿Y que Google es un excelente material conductor?)


Technorati tags: , ,

1 comentario:

biboz.net dijo...

Me ha gustado este post...en realidad hay blogs de todas las clases, colores y categorias y cada tipo lector le gustan uno o unos... pero mas o menos como la vida real ;-)