domingo, abril 18, 2010

Medasho


El momento perfecto.
Ella ha acomodado su cabeza en mi hombro y sus largos rizos se han esparcido por mi pecho.
Me estaba contando algo pero ahora calla y su respiración es sosegada.
Su cuerpo que no hace mucho se arqueaba por la pasión, yace ahora pegado a mi, contagiándome su tibieza.
La luz del amanecer se filtra por la ventana.
Desde mi punto de vista a 15 pisos de altura, la ciudad se ve formidable a mis pies.
Pero es como si recién la viera,
Y
Le perdono la gigantezca cicatríz que la atraviesa.
Le disculpo el que me haga sentir en minoría.
Le concedo que sea bella a su manera.
Aunque todavía no la comprenda del todo.
Porque me ofrenda la encarnación de su espíritu en una de sus hijas.
Y yo he aceptado el presente.
Me siento casi parte del todo cuando una voz de pronto me dice:
"¿De verdad me quieres?"

Disfruta la magia cuando la sientas. Es esquiva y se diluye en tus dedos cuando intentas atraparla.

4 comentarios:

Aysa dijo...

Atrapar momentos perfectos solo en el recuerdo o escribirlos para inmortalizarlos. Las palabras quedan vacías, huecas. De qué serviría decir "sí, te quiero" si solo se hace por cumplir. Basta con mirar a los ojos, sin preguntas y así podrían estar toda la infinidad de la noche.

blueandtanit dijo...

(ajá, pillado!)

jeje, hablando en serio, bonito escrito, me alegra que la pases bien en la ciudad y haber visto de frente al agradable don Juan :)

Me gusta mucho esa frase final, es muy cierta, por cierto :)

abrazos y éxitos!

Gabriela dijo...

Hay instantes especiales que atrapamos para siempre o dejamos pasar. Evidentemente, tu opción fue la primera.
Buena estadía.

Juan Arellano dijo...

Aysa: Es curioso, a veces decir algo sólo por cumplir sirve, no a uno, a la otra persona. A veces las miradas también engañan. A veces lo único q importa es que se vivió, sin cuestionarse las razones o motivaciones.

Blueandtanit: Tu siempre me pillas! jajaja

Gabriela: No siempre se puede, a veces también los momentos se olvidan rápido.

Gracias y saludos!