Waiting for San Valentín / Esperando a San ValentínWaiting for San Valentín / Esperando a San Valentín Hosted on Zooomr

Un resumen anterior, dedicado casi en su totalidad al Operativo de La Empleada Audaz, generó varios comentarios muy interesantes, que hacían incapié en ciertos puntos que no quedaron muy claros o se prestaban a legítimas confusiones en gente que no está familiarizada con la sociedad peruana. Como para añadir una opinión más al respecto extraigo este párrafo del post Pensando el operativo empleada audaz del blog El otro Tambor, que no fue considerado en el post anterior.

Si nos quedamos pensando que el problema son "los pitucos de Asia" no vamos a llegar muy lejos. Tampoco sirve de nada decir "todos somos racistas". No es solo cuestión de raza. Muchos factores nos hacen sentirnos superiores o inferiores a la persona que tenemos al frente: el sexo, la vestimenta, el modo de hablar, el tamaño, la presentación... Tendríamos que comprender cómo es que estamos siempre midiéndonos con cada persona con la que interactuamos. Por qué nos hemos acostumbrado a hacerlo así. Cómo podemos cambiarlo. Algunos dicen que el mercado es el gran igualador que borra estas diferenciaciones. No lo es. Crea otras. Si una sociedad está programada para jerarquizar y discriminar a la gente, el mercado sólo introducirá nuevas variables de jerarquización y discriminación. El problema pasa más bien por desprogramarla.

Entre los temas que han estado en el candelero político figura el de la reforma del estado. Mariana Olcese del blog Perú Político se ocupa del mismo en el post Reforma del Estado, ¿para las cámaras o para el futuro? en el cual luego de señalar que "el gobierno de Alan García ha dado un paso en lo que parece la dirección correcta: convocar a los partidos políticos para llegar a un consenso respecto a cómo debe ser el Estado, y cómo reformarlo" hace una pequeña crónica de lo sucedido en la reunión sostenida para finalmente reflexionar al respecto:

No se puede obviar la cuestión de si es que esos líderes convocados son realmente líderes que pueden aglutinar a agrupaciones de la sociedad civil que permitan hacer sostenible la reforma. En otras palabras, la reforma no se puede llevar adelante sin una difusión clara de ideas y propuestas a través de dirigentes, en lugar de anuncios a medias que terminan por generar pánico entre la población por asociarlo a pérdida de puestos de trabajo y de asistencia social, como podría causarlo la noticia de la fusión de organismos públicos descentralizados y programas sociales. Finalmente, antes de seguir con las etapas del proceso de reforma del Estado, es fundamental plantear a dónde se quiere llegar con eso. Decir "gobierno pequeño y eficiente" no significa nada si es que el ciudadano de a pie no sabe cómo puede medir esa eficiencia, qué es lo que debe esperar y qué canales puede utilizar cuando no están cumpliendo sus expectativas. Definir objetivos y metas cuantificables y con cierto tiempo estimado debe ser central en la reforma del Estado.

Pero no todo ha sido política la semana pasada, se celebró el día de San Valentín y Mu divaga acerca de cómo la pasarán/pasaron los limeños en este día en su hilarante post Estadísticas de San Valentín:

3 - Sobre el telo. El 70% llegará temprano al telo y encontrará sitio y se revolcarán durante un aproximado de 40mins – 120mins. Del 30% que no encontró telo, un 10% se irá a la Costa Verde, un 15% se irá a comer y volverá al segundo turno y el último 5% se meterá a un cine vacío a no ver la película. En San Valentín, nadie se aguanta.

Pero la realidad suele ser diferente de lo que solemos leer, si quieren dar un vistazo a cómo realmente hacen algunos peruanos/peruanas para conseguir pareja pues lean a la blogger de Lima: Crónicas de un Transeúnte que en su post ¡VIVA VIVANDA! echa luces sobre algunos comportamientos en la muy pacata Lima:

De llegada aquí lo primero que me dicen es donde comprar. Obviamente el lugar indicado no será ni metro ni Plaza Vea, el lugar indicado para comprar comida es Vivanda. Mis amigas me recomiendan Vivanda con la alegría propia de las adolescentes que acaban de descubrir un nuevo "point" de entretenimiento... ...¡Claro! Aun no había caído en la cuenta de que cuando una persona va de compras al supermercado, no solo va a comprar comida o bebidas para la semana, va a conocer gente, a mostrarse, a darse miraditas entre la compra del brócoli y el tomate o a sonreír tímidamente, mientras eliges el pateé para el desayuno.

Un supermercado también puede ser un espacio de reflexión y sus pasadizos sirven muy bien para ese propósito, tal como nos lo cuenta Gato vivomuerto en su, ya desde el título, muy decriptivo post Desempleada (o las estupideces que la gente piensa mientras camina a su casa):

Bueno, lo primero es lo primero. Mañana me voy a Bujama aprovechando que hay una casa donde caer por allá. Dormir como una morsa en la arena, terminar de leer los tres libros que había dejado a medias, y tomar algo que me nuble la mente. Pasaré por Metro para comprarme un par de Guisquis, de hecho, si me había propuesto pensar este evento como afortunado, había que celebrar. Aun a pesar de que no hay trago que me cause más repulsión que el Guisqui. Está bien, seamos consecuentes. Lo que compré fue vodka. Ni siquiera era buen vodka porque frente a la góndola tomé conciencia de que reventar la billetera y esperar a fin de mes ya no era una opción. Detalles, que le dicen. Luego comencé a dar vueltas por las callejas del supermercado a ver si encontraba algo que me ayudara a subir el ánimo, sobre todo porque los psicotrópicos durante episodios como éste me están contraindicados. Llegué a un punto en que solo caminaba con mis botellas en las manos ya sin pensar en los productos de mediopelo que se exhibían, sino en qué iba a hacer. Qué hacer para pasar la menor cantidad de tiempo posible como hija de mamá. Felizmente no estaba tan perdida como creía.

Este mes de febrero no solamente se celebra al amor, también tenemos carnaval, y la tradición en las provincias del Perú es hacer lo que se conoce en la región de la sierra como Yunza y en la selva como Humisha. En los últimos años dichas costumbres han llegado a Lima, y en el blog Cosas que ocurren, a partir de una anécdota personal, la Zaferson nos cuenta algo de eso en su post Serpentina:

El otro día estuve con mi familia en un cortamonte (*) y, en el momento en el que a uno se le acerca la gente a aventarle globitos y papelito picado... una señora muy risueña (calientitos y cervezas de por medio, sospecho) me coloca una serpentina alrededor del cuello y se va. No le hice mucho caso al tema (Total, es costumbre que te pongan serpentinas, globitos, papel picado, etc, etc, etc, en un cortamonte), pero cuando ya fue hora de irse a casa empecé a sacarme todos los papelitos picados y miré la serpentina amarilla que tenía rodeandome el cuello.

Si quieren saber en que termina la historia, pues lean el post completo. Y otro blogger que nos cuenta de sus experiencias de febrero es Intolerancia a la lactosa que en maldito febrero / malditos niños / maldita lima nos habla de cómo se transforman las calles de Lima en febrero:

Estamos en febrero y estamos en Lima.

Un niño que te mira con cara
pícara y tiene las manos detrás de la espalda da miedo.

¿Por qué Lima nos hace esto ah?

Un niño no debería darnos miedo.

Pero en febrero los niños y niñas mirándome desde las puertas de sus casas con
cara pícara cuando yo paso en mi combi me dan miedo.

Calles transformadas, pero en otro sentido, es lo que denuncia el blog Contaminación y corrupción (Cercado de Lima) en post homónimo. Las imágenes que acompañan al post son bastante elocuentes en ilustrar lo denunciado. Y con esto será hasta la próxima oportunidad.

La versión en inglés de este post se publicó en Global Voices con el título: February in Lima: Carnival, Day of San Valentin and Politics con traducción de David Sasaki.


Technorati tags: , , ,

2 comentarios:

Germán dijo...

Juan mucho gusto de conocerte físicamente en el almuerzo blogger.

Quise mandarte un mensaje a tu correo, pero creo que no tengo la dirección correcta.

Te envío la lista de los asistentes a yahoo.

Cualquier cosa me contestas al correo de gmail o dejas un comment en mi blog.

Saludos.

Juan Arellano dijo...

Gracias Germán, ya te escribo.