martes, febrero 17, 2009

Tacna - Mendoza

(Ver la parte anterior del viaje acá). Luego de almorzar en Tacna me fuí de regreso al terminal terrestre, donde había dejado mis cosas en una oficinita de guardianía de equipaje por un sol, y tras recogerlas me embarqué en uno de los tantos carros colectivos que hay rumbo a Arica. El pasaje es 10 soles y el trayecto demora una media hora mas o menos. Ya en Arica caminé una cuadra del terminal donde me dejó el colectivo al terminal de buses para comprar mi boleto a Santiago.

Acá me di cuenta del error que había cometido cuando me dijeron que no podían venderme el pasaje si no tenía sello de entrada en el pasaporte. Yo, como casi todo el mundo, había ingresado sólo con mi DNI. Así que caballero nomás regresé a la frontera para que sellaran el pasaporte y de vuelta a la terminal de buses, donde ahora sí me vendieron el pasaje, me entregaron mis cosas que había dejado en resguardo y fuí a esperar el omnibus que me llevaría a Santiago.

Partimos de Arica a eso de las 6pm y llegamos a Santiago mas o menos a las 10pm del día siguiente. El viaje fue algo pesadito por su duración, pues son poco más de 2000 kilómetros desde Arica, pero como había escogido uno de los servicios más cómodos (45,000 Pesos chilenos, unos 74 dólares) pude estirarme y acomodarme bastante bien durante el trayecto, además que nadie ocupó el asiento contiguo. Los paisajes entrevistos bastantes monótonos pues la zona es desértica y las partes de las ciudades que íbamos atravesando no eran las más atractivas, supongo.

Ya en Santiago luego de hacer algunas averiguaciones caminé como unas 5 o 6 cuadras hasta llegar a la estación donde tenía que embarcarme rumbo a Argentina. Mi idea original era tomar un bus directo a Buenos Aires, pero no había ninguno que saliera hasta el día siguiente así que para no tener que pernoctar en Santiago compré un ticket (16,500 Pesos chilenos, 27 dólares apx.) en un bus a Mendoza. Salimos a eso de las 11.30pm y llegamos a destino alrededor de las 6.30am, pero claro, previa parada y bajada de control en la estación fronteriza Chileno Argentina a eso de la 1.30 am con un frío increíble (La estación de control está en la parte más alta de los andes de ese paso, una zona cubierta de nieves perpétuas). Lamentablemente poco puedo contar de este tramo del viaje pues casi todo me la pase durmiendo.

Y bueno, la última parte del itinerario la dejo para otro post, por ahora acá tienen algunas fotos del trayecto (todas acá). Me quedé con las ganas de fotografiar los nevados de los andes pero logré hacerlo al regreso. Ya llegaremos a esa parte también.

Lima - Buenos Aires, 19

Saliendo del Perú rumbo a Arica, Chile.

Lima - Buenos Aires, 22

Un pueblo en Atacama, Chile.

Lima - Buenos Aires, 27

Perro durmiendo en la estación de control fronterizo Chile Argentina.

Lima - Buenos Aires, 29

Amaneciendo en Mendoza, Argentina.

1 comentario:

Oscar dijo...

hola
yo también hice un recorrido parecidoo, pero con destino final a Sao Paulo. Lo interesante del trayecto es el tiempo enb q uno pasa en el bus, el frio q hace durante la noche y los paisajes desérticos de Chile y la planicie de Argentina. El colosal puesto fronterizo Argetino-Chileno, ya q el chileno no lo pude ver. En fin, es un viaje q me gustaria volver a hacer, pero ahora tomando imagenes.
Saludos

Oscar A. P.